Reseña de Libro: Encuentro en Otros Mundos.

Encuentro en Otros Mundos
Germán Atoche Intilli, compilador
Colección Lo Imposible.
El Gato Descalzo. Lima, 2019

Esta antología, en la que también participo, fue realizada para celebrar los 7 años de la editorial.
El punto común es, como bien dice el título, otros mundos. Por otro lado es una de las más grandes antologías que ha hecho la editorial, pues cuenta con 29 autores argentinos, chilenos, ecuatorianos, mexicanos, venezolanos y por supuesto, peruanos. Las ilustraciones están hechas por Raúl Ostos, un habitual de la editorial.
Debo confesar que los dos primeros cuentos me decepcionaron un poco. El primero, “un tesoro contorsionista” de Anjoss no está mal, pero tiene unas frases algo confusas y contradictorias. Por ejemplo habla de una “frívola sensación de curiosidad” y no entiendo cómo la curiosidad puede ser frívola. Por otro lado en un párrafo dice: “un olor acre capaz de causar arcadas a cualquier criatura poseedora de olfato”, para decir más lejos “Los demás conseguimos acostumbrados a la pestilencia”, lo que los convierte en criaturas sin olfato. En otras palabras, a este cuento le hace falta una buena revisión. El segundo, “Desconciencia” de Juan Argüelles Cisneros, no me parece que pueda ser considera del género, pero en todo caso es una linda reflexión sobre la vida y está muy bien escrito. El tercero, “confesión” de Alberto Becerril Iturriaga, tiene algunos colosales errores. En el nudo de la historia, el personaje dice “mis bellos de la piel se erizaron”, es evidente que lo que quiso decir es “vellos”, vellosidad en la piel es lo que tenemos. Casi al final habla del “veinteavo número” de la revista Violetas de Anahuac, cuando lo correcto es vigésimo. No es que sea una gramanazi, es más, yo tengo mala ortografía. Y esa es la peor parte, si me he dado cuenta de estos errores, pues significa que deben haber muchos más que se me han pasado. Pero el problema de este cuento no solo es la ortografía. Logra crear una buena tensión, pero no se entiende el objetivo. Resulta inverosímil que un periodista investigando un extraño texto decida publicar la historia al rededor del texto y no el texto mismo.
Los siguientes cuentos están mejor. “La visita” de Miguel Qairy Calderón Valenzuela empieza como el típico cuento del muñeco maldito, para dar una interesante vuelta de tuerca y así otorgarle otra mirada al tópico. “Renacidos” de Julio Cevasco es un muy buen cuento, que no da muchas explicaciones sobre las circunstancias que rodean la historia. Y es que muchos escritores del género cometen el error de dar demasiadas explicaciones del mundo que están creando. Yo considero que hay que confiar en la inteligencia del lector para llenar los vacíos. Si se dan muchas explicaciones, el relato resulta tediosos y los diálogos no son naturales.
Los dos siguientes cuentos curiosamente parecieran reflejarse en sus fallas. El primero “Verde es vida” de Ugoh Chávez tiene una premisa interesante, pero narrada de una manera muy plana y no pareciera que pasa nada en la historia. El segundo, “Lo que sea” de Gonzalo del Rosario tiene un tema muy usado, pero sí sabe construir la tensión necesaria, lamentablemente para un final de lo más trillado. En todo caso está mejor narrado que el anterior.
El siguiente cuento es “Huellas de agua” de Patricio Donato. Este es un cuento muy original y
bien narrado. Me pareciera ser parte de todo un universo narrativo que bien podría desarrollarse. Más bien “Cimarrón” de Gerardo Espinoza es un cuento que me deja confundida. Está bien narrado, pero no entiendo realmente qué pretende el autor. ¿Se trata sólo de un cuento humorístico? Me encantan los gatos, pero hay algo en esta historia que no logra convencerme.
“Dos y cinco de la mañana” de Carlos Luis Fernández Miranda, tiene una premisa similar a la famosa “Continuidad de los parques”, es decir que no es muy original, pero la narración está bien manejada y el texto funciona.
Ahora bien, “La expedición perdida” de Liliana Flores Vega tiene muchos personajes y muchas cosas que suceden, por lo que la narración es muy plana y más pareciera un resumen de libro que un cuento. Yo creo que la autora escogió el formato equivocado. La historia es muy interesante, por lo que creo que este texto ganaría mucho convirtiéndose en una novela y dejando desarrollarse la historia sin los límites del cuento.
“Monstruo en el matorral” de Olenka Huaranga Avedaño,es un muy bien cuento de horror cotidiano, yo diría casi perfecto hasta el sorpresivo final. Casi, pues la autora abusa mucho de las comparaciones en su texto.
El siguiente cuento es “Lo hice pensando en ti” de Enrique Hernández Muñoz y es otro cuento que bien podría desarrollarse en una novela. En este caso el autor se decide por la narración epistolar, lo que funciona mejor para explicar el “resumen” de la historia, lo que no impide que es otro cuento que me gustaría ver más desarrollado.
“Reconciliación” de Jumo, es un hermoso cuento que entra dentro del solar punk, muy original y del que no sabemos por dónde va hasta el final. Más bien “Bestias humanas” de Angel Krysna, no resulta muy original, pues tiene una premisa muy parecida a “I am legend”, con la única diferencia de que el personaje principal hace todo lo posible para que lo detestemos.
El final que no me esperaba es el del cuento “Las manos de mi madre” de Sergio La Rosa Álvarez. Quizá sea mi favorito en esta antología. Otro cuento que está muy bien trabajado es “Mystery box” de Susan Stephanie Llontop Gutiérrez, un cuento bastante cortaziano, sin dejar de ser original. Seguimos con los relatos redondos con “El reflejo de Plutarco” de Hugo Luque, melancólico cuento que metaforiza la soledad. “Silencio” de Rosario Martínez es un cuento de terror muy efectivo, que maneja bien la tensión en el texto. No es el caso de “Sala de eternidad” de Félix Quispe Osorio, cuyo final se adivina desde los primeros párrafos. “Solo mi abuela” de Carlos Alberto Ramos Zúñiga mas bien sí que logra sorprendernos con su vuelta de tuerca, además de ser una hermosa metáfora de la familia en general y de las abuelas en particular . Este es otro cuento que está entre mis favoritos de esta antología.
Le sigue “La noche del bucle” de Nino Ramos, un cuento que no logra convencerme en la forma de narrar. Pienso que es un texto que necesitaría una buena revisión y cortar algunas cosas. Muchas veces es mejor escribir menos que más. Un buen ejemplo es “Zona Tabule” de Nanim Rekacz, un cuento corto pero redondo y con un interesante trabajo a nivel del vocabulario. Este es otro de mis favoritos. “Un sueño oscuro” de Pamela Janet Rodriguez es otro cuento de horror cotidiano que está muy bien narrado, el final no es que sea sorpresivo, pero es efectivo. Otro cuento que logra su cometido es “En cuerpo y alma” de Arturo Mario Rojas, un cuento de venganza sobrenatural.
El siguiente cuento “Nunca es demasiada sangre” de Sara Pizarro nos sorprende por su violencia. Hay que agregar que la autora domina muy bien los diálogos. Le sigue “El retorno” de Julio César Sánchez Chilaca es un microrrelato de amor eterno bien trabajado.
Los dos relatos finales son “El camino”, que yo escribí (y que evidentemente no voy a comentar) y “El chullachaqui” de Mariangela Ugarelli, que ya comenté en la reseña a su antología personal.
En conclusión, una antología con muchos aciertos y algunas decepciones.

 

Please take a moment to support Amazing Stories with a one-time or recurring donation via Patreon. We rely on donations to keep the site going, and we need your financial support to continue quality coverage of the science fiction, fantasy, and horror genres as well as supply free stories weekly for your reading pleasure. https://www.patreon.com/amazingstoriesmag

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Previous Article

The Site Visit by Nerine Dorman – FREE STORY

Next Article

Genre Penetration of Streaming Services, Courtesy of JustWatch – March 28nd, 2023

You might be interested in …