Reseña de Libro: La Duda de un Ángel de Antonio Mora Vélez

0
56

portada-duda-de-un-angelEditorial Zenú, Monería.
Primera edición 2012
Segunda edición 2013
Esta antología forma parte de una serie de libros editados a pedido de la Gobernación de Córdoba (Colombia), para impulsar a sus escritores locales. Entre ellos quizá el más prestigioso sea Antonio Mora Vélez, uno de los pioneros de la ciencia ficción latinoamericana. No es de extrañar pues que la presente antología esté subtitulada “Homenaje al escritor cordobés”.
La duda de un ángel es una antología personal conformada por cuentos tomados de cuatro libros de Antonio, el clásico Glitza (Ediciones Alcavarán, Bogotá, 1979), El juicio de los dioses (Ediciones Casa de la Cultura, Montería, 1982), Lorna es una mujer (Centro Colombo Americano, Bogotá, 1986) y Helados cibernéticos (Editorial Caza de Libros, Ibagué, 2011)
Uno de los grandes ejes de esta antología es el mito. Así pues Antonio Mora Vélez nos da su propia versión de los mitos bíblicos en Atlán y Erva (creo que está de más explicar) y en la controversial Duda de un ángel. Supongo que ambos textos no deben ser los favoritos de ciertos grupúsculos de fanáticos cristianos. Pero una de las características de la ciencia ficción es y ha sido siempre el cuestionar los grandes temas de la humanidad y este libro no es la excepción.
Es por eso que también encontramos otros temas tratados por clásicos del género. Así pues encontramos historias en dónde la vida artificial ha tomado el espacio del ser humano, que al parecer se ha desaparecido, como A imagen y semejanza o Yusti. Y no podemos evitar al analizar el comportamiento de esos seres artificiales, preguntarnos sobre lo que significa ser humano. Porque en ambos casos el hombre parece haber desaparecido por su propia mano, causa de sus errores, mientras que esas máquinas que dejó como huella de su paso, guardan esperanzas, sueñan, se compadecen. ¿Quiénes demuestran pues más rasgos de humanidad? Por otro lado la deshumanización de la sociedad se manifiesta en historias como Diez de plata, en donde un pobre hombre termina muriendo “ilegalmente” ¿Y si la humanidad se define más allá de los limites de un cuerpo vivo?
Es la misma pregunta que desde otro ángulo nos plantea el ya clásico cuento Glitza (ganador en 1971 del primer premio en el Concurso Nacional de Cuentos Magazín Dominical de “El Espectador”) cuyo tema de la clonación nos hace reflexionar sobre el significado de ser un individuo. Mención aparte merece el hecho de ser una de las historias de amor más hermosas que he leído.
En algunos de sus cuentos el hombre no ha desaparecido pero se ha visto obligado a dejar la tierra para vivir en otro planeta. La nostalgia por lo perdido se hace latente en esas historias tales como Tesis de grado o Error de apreciación.
Por supuesto no faltan las historias de viajes espaciales, de contacto con vida extraterrestre y en ellas Antonio Mora Vélez se muestra optimista y plantea la posibilidad de que no seamos tan diferentes después de todo, como en el caso de Encuentro inesperado o Los otros. Ambas historias pueden ser leídas como hermosas metáforas e lo absurdo que resulta el racismo pues al final de cuentas somos de la misma especie. Otra historia que podría incluirse dentro de este tema es Desilusión cósmica, en donde Antonio nos demuestra que nada es imposible para el amor, para el cual las supuestas “diferencias físicas” no significan nada. En esta última historia encontramos también un interesante ejemplo de intertextualidad, pues el autor hace referencia a Lorna, personaje clave de otra de sus historias ya clásicas.
Son muchos los temas que se encuentran en esta antología (viajes en el tiempo y la imposibilidad de cambiar el futuro, el fin del mundo y los esfuerzos realizados para impedirlo, macrocosmos y microcosmos, etc.) Pero merece una mención especial el cuento Los ejecutores, suerte de homenaje a Isaac Asimov y a su libro “El fin de la eternidad”.
En conclusión es un libro que permite diversas lecturas, la primera por supuesto amena y de evasión, la segunda mucho más profunda, si nos detenemos a pensar en los temas que indirectamente están presentes en estas historias. Por otro lado encontramos incluidos en este libro textos clásicos del autor, inclusive premiados en concursos del género, convirtiéndose así en lectura obligada para los admiradores del autor y también para los que deseen acercarse por primera vez al trabajo de Antonio Mora Vélez.
El libro se obtiene en la página de la Editorial Zenú, (aunque por lo pronto está agotado).

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.