Dos cuentos “favoritos” y la muerte como tema literario

0
250

Dos cuentos “favoritos” y la muerte como tema literario.

Algunas veces a los escritores se les suele preguntar cuáles son sus cuentos favoritos y qué temas son buenos para escribir o desarrollar en un cuento.

Es un hecho que me fascina Edgar Allan Poe y puedo escoger entre quince o veinte cuentos “favoritos” con tranquilidad. Uno de ellos es el entierro prematuro.

Otro cuento que me impactó (quizás porque lo leí cuando tenía doce años) es “Finis desolatrix veritae” de Abraham Valdelomar. Aquí los comento brevemente y final cito a un autor querido quien explica con simpleza qué temas abordar en literatura. A mí en particular me fascina hablar y escribir sobre la muerte.

“Finis desolatrix veritae” de Abraham Valdelomar

Este cuento del escritor peruano Abraham Valdelomar fue publicado por primera vez en 1916. Es un relato que puede ubicarse en el género fantástico, donde la voz del narrador expresa inquietud por la vida más allá del plano físico. Se cree que el título en latín significa el “ desolador final de la verdad, pero esto no es correcto. Ni Finis ni Desolatrix son palabras latinas. El maestro de latín, Alexix Hellmer, va más allá y aclara: el genitivo de “veritas” es “veritatis”, no “veritae”. Aclarado este punto, importante creo, vamos al texto.

La historia ocurre en un atmósfera fantástica, ciertamente irreal para lector, un paisaje desértico, lleno de esqueletos humanos, el cielo tiene nubes negras y un sol casi extinto; hay una intención de mostrar que han pasado muchos años quizás centurias.

Lo impactante del texto es lo que el protagonista descubre al final, algo que no se alinea contra la noción de todo lo aprendido, de sus creencias y fe dogmática. Por ello el personaje no acepte el status quo de la situación que, valgan, verdades, as bien desoladora o como diría su autor: desolatrix.

Sobre el texto, Harry Belevan en Antología del cuento fantástico peruano ha dicho:

“Finis Desolatrix Veritae” es un relato expresamente desasido de cualquier realidad tangible. Poema de la desilusión religiosa, es también el destiempo inmemorial en el que ha de vivir el último de los hombres una vez cumplidas las profecías: el reencuentro de un cristiano con su Mesías que busca, como aquel, la diestra de Dios Padre. Lo fantástico yace, así, en esa suerte de tensión superpuesta entre el hombre creyente –aferrándose a la ilusión de su fe– y el Redentor agnóstico –sufriendo la agonía de la realidad eterna. En este cuento se presiente, además, con nitidez, la cultura clásica de Valdelomar, embebido de los poetas latinos y de las metáforas universales de los griegos”.

El texto es conmovedor porque se encuentran un creyente aterrorizado y un Redentor rendido.

Leer el cuento aquí:

https://tinyurl.com/3st49sy8

Respecto a la muerte y los poetas latinos, quisiera citar a Horacio y su poema A Delio:

Acuérdate de conservar una mente tranquila
en la adversidad, y en la buena fortuna
abstente de una alegría ostentosa,
Delio, pues tienes que morir,
y ello aunque hayas vivido triste en todo momento
o aunque, tumbado en retirada hierba,
los días de fiesta, hayas disfrutado
de las mejores cosechas de Falerno

En el poema de Horacio hay una invitación a la aceptación de la muerte, mientras que el texto de Valdelomar se percibe ante todo pavor y mucha resistencia. Creo que ambos textos se contraponen pero comparten un tema en común.

El entierro prematuro (“The Premature Burial”) de Edgar Allan Poe

Este cuento escrito por el maestro del Horror fue publicado en julio de 1844, en el periódico The Philadelphia Dollar Newspaper.

El relato esta en primera persona y el narrador nos cuenta de un trastorno que le aqueja, caracterizado por «ataques de una afección singular que los médicos coinciden en denominar catalepsia ». Esta enfermedad lo lleva con frecuencia a pérdidas de conciencia y pensar en el horror que representa ser enterrado vivo. A fin de que se comprenda esta fobia, el narrador enumera diversos casos probados de personas enterradas vivas.

  • La Taphephobia o Tapefobia es el miedo a ser enterrado vivo tras un diagnóstico de deceso erróneo debido a un trastorno repentino de inmovilidad y cese de las funciones vitales que puede postergarse durante días (catalepsia). Esta fobia es recurrente en la literatura de terror.
  • Hay datos particulares de la historia que podemos relacionar con la vida de Edgar Allan Poe: El tema de la mujer joven y bella que sufre una aparente muerte, pero en este caso revive gracias a Julien que se la lleva a América por décadas.  El banquero, esposo de Victorine , no puede retenerla tras su retorno a Francia.  ¿por qué en esta esta historia la mujer amada no muere y el hombre rico, el banquero, es derrotado por el amor? Sin duda esto puede conectarse con la muerte de su esposa Virginia Clemm y las penuria económicas que el autor experimentó.
  • El soldado que cae del caballo y que es enterrado vivo, sobrevive,  aunque  falleció después debido a la medicina experimental en la que le aplican una pila galvánica (una descarga). Nota: lo de la pila galvánica (algo muy moderno para el época) se menciona también en el cuento “El pozo y el péndulo”.
  • Se percibe en el narrador el temor de la muerte, debemos mencionar que el protagonista narra el momento final de la historia que ocurre en Richmond (Poe vivió esta ciudad por mucho tiempo), en el James River, río que precisamente Poe cruzó a nado. En la historia el narrador dice que realizó ejercicios de manera vigorosa lo cual tiene similitud con el Poe que era un excelenete deportista.

¿Es coincidente que Poe haya hablado tanto de la muerte para luego encontrarse con ella de manera extraña antes de cumplir 40 años de edad?

Leer el cuento aquí:

https://tinyurl.com/4p47enny

Hoy he querido ocuparme de la muerte como tema literario, por sus enormes posibilidades, siempre y cuando sean bien tratado. Eso es lo que proponía Juan Rulfo en “El desafío de la creación”: “sabemos perfectamente que no existen más que tres temas básicos: el amor, la vida y la muerte. No hay más, no hay más temas, así es que para captar su desarrollo normal, hay que saber cómo tratarlos, qué forma darles; no repetir lo que han dicho otros”.

Dicho esto y habiendo mostrado dos cuentos hercúleos que juegan con la muerte , espero que te animes a leerlos o a escribir tu propio cuento.

Un abrazo de cuervo,

H.

 

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.