GLITZA, nuestro Interestelar.

0
324

 

¿Les gustó la película “Interestelar”?
¿Y si les dijera que un escritor Colombiano escribió algo similar hace más de 40 años?

GLITZA NUESTRO INTERSTELAR.

1-  Einstein, genes y  Glitza. 

 

Glitza es un cuento de ciencia ficción del escritor colombiano Antonio Mora Vélez que narra la historia de un amor imposible, entre un astronauta Vernon Koste y la doctora en  genética Glitza,  que tras prometerse se ven intempestivamente separados puesto que al joven astronauta lo envían a una misión de reconocimiento en una nave con velocidad próxima a la luz, hacia el  planeta verde de Alpha Centauri

(aunque se suponía su existencia, en la época en que fue escrito Glitza -1971- aún no se había descubierto el primer planeta fuera del sistema solar; ya que el primer exoplaneta descubierto se hizo en el año 1992 orbitando alrededor de un Pulsar, y no fue sino hasta el año 95, que se descubrió el primer planeta extrasolar orbitando alrededor de una estrella de la secuencia principal (Dimidio). Y no es sino hasta el año pasado que se descubre Teegarden b el exoplaneta más habitable descubierto de acuerdo con el Índice de similitud con la Tierra ).

La imposibilidad del reencuentro radica en la Teoría Especial de la relatividad de Einstein que define que El ritmo al que transcurre el tiempo no es el mismo para todas las personas en todos los lugares.

 

Así es que si uno se encuentra en un cohete en el espacio, el tiempo pasa más rápido que en la Tierra (porque está alejado del campo gravitatorio del planeta y por las ondas electromagnéticas: puesto que ellas viajan a la velocidad de la luz, alcanzan a la nave y la sobrepasan. Según la nave aumenta su velocidad, las ondas tardan más en alcanzarla. Cuando la nave regrese a la Tierra se irá encontrando con ondas que todavía no había escuchado.)

Esto se explica, en este ejemplo tomado del Instituto de Astrofísica de Canarias: “lo que para un terrestre en la tierra una nave tarda 30.000 años en llegar al centro de la galaxia, la dilatación temporal hace que para quienes estén dentro de la nave sólo transcurran 20 años”. (Relatividad/máquinasdetiempo)

Siguiendo el ejemplo, a es que cuando regresen a la Tierra estos viajeros, lo que para ellos ha tardado una vida humana, para la humanidad han sido 60 mil años. 

Y este es a grosso modo el gran conflicto en Glitza:

“Los años convencionales se sucedían en la nave Astral casi simultáneamente con las etapas generacionales en la Tierra. Vernon vivía interiormente con la imagen de Glitza, aunque sabía que no volvería a verla ni a estrecharla entre sus brazos. “

Pero acá está el giro de tuerca interesante en el cuento. Mientras Vernon se acercaba al planeta verde para develar a la humanidad terrestre “el mecanismo de los futuros planetoides agrícolas” (y por tanto su futura sobrevivencia), Glitza trabajaba desde su laboratorio desarrollando una ciencia que revolucionaría también a la humanidad y con ello podría resolver el triste dilema de su separación:

Glitza fue una pionera de lo que hoy día conocemos como Edición Genómina: la ciencia que permitirá crear superhumanos. Citando el artículo de Antonio Regalado para el MIT TECHNLOGY REVIEW:

“Según el profesor genetista George Church se trata de  una nueva génesis tecnológica, una en la que el hombre reconstruye la creación para adaptarla a su medida.”

Esta ciencia prevee ser la solución a muchos problemas derivados de enfermedades hereditarias, como la fibrosis quística, así como permitirá instalar genes que ofrecen protección de por vida contra las infecciones, el Alzheimer e incluso alterar muchos de los padecimientos que vienen con el envejecimiento.

Pero a Glitza la motivaba un impulso mayor, más romántico:

el amor, el más grande y universal de los sentimientos de la evolución

Así que a través de la revolución de la edición genética, “Ahora, las características accidentales del físico humano obedecían a la regulación de la inteligencia y no a la casualidad de las combinaciones genéticas. “ (Glitza, Mora Vélez), Glitza pudo crear una sucesión de mujeres todas con características semejantes a la suya (si bien no clones). Razón por la que tras suceder ocho generaciones  en la Tierra, Vernon logró reencontrarse con Glitza, no la original, sino con la copia exacta de la mujer que había amado y dejado mucho tiempo atrás en el planeta:  para él una cuestión de 5 años.

Y así suponemos, que Vernon se casó con su tataranieta sin entrar mucho en cuestiones éticas, y los previos castigos al incesto que la naturaleza infligía a los hijos  bien podían ser solucionados a través de la ciencia genética.

 

2 –  Interestelar y puentes temáticos 

Quisiera citar al físico soviético Konstanton Thiolkovski (autodidacta ruso,  padre de la cosmonaútica, el ascensor espacial, entre otras cosas), al que se le rinde tributo en Gltiza nombrándolo en  el parque Konstanton Thiolkovski de la ciudad cosmódromo de Libia.

 

“La Tierra es la cuna de la humanidad, pero no se puede vivir en una cuna para siempre”

La película Interestelar, de Christopher Nolan, en el 2014, plantea una inquietud semejante, y que la expresó también el físico británico Stephen Hawking:

La raza humana tendrá que salir de la Tierra si quiere sobrevivir

 

La sinopsis de Interestelar tomada de la página web Filmaffinity.com.es:  “Al ver que la vida en la Tierra está llegando a su fin, un grupo de exploradores dirigidos por el piloto Cooper y la científica Amelia emprende una misión que puede ser la más importante de la historia de la humanidad: viajar más allá de nuestra galaxia para descubrir algún planeta en otra que pueda garantizar el futuro de la raza humana”

Esta película, asesorada por el físico Kip Thorne, quien ha trabajado durante toda su vida los agujeros negros, aborda y sale bien librada el tema complejo de la relatividad del tiempo en relación con los viajes espaciales y la proximidad con la superficie llamada horizonte de sucesos (en donde ningún objeto puede escapar del agujero negro). También aborda estructuras como el célebre agujero de gusano, o  puente de Einstein-Rosen,  que es una hipótesis teórica de crear un atajo que conecta un punto del universo con otro a través del espacio-tiempo; y además aborda la figura del Teseracto,un cubo de cuatro dimensiones espaciales, que probaría que vivimos en otras dimensiones que el ser humano no puede comprender. Todos estos conceptos los había elaborado previamente Thorne junto a Carl Sagan, puesto que Thorne también estuvo en el equipo científico encargado de asesorar la película CONTACTO, recomendada para quien quiere profundizar en los temas presentes en Interestelar.

puente de Einsten-Rosen

Lo que me interesa tratar en este encuentro es la similitud que encuentro entre Glitza e Interestelar es que ambas historias abordan  varios temas en común:

Uno de ellos, el más técnico: La relatividad especial de Albert Einstein,  cada uno con el adecuado conocimiento científico de su época. Aunque en Glitza no encontramos agujeros de gusano, ni teseractos, ni horizonte de sucesos; sí encontramos un tratamiento preciso y respeto  a las leyes de la ciencia, como la imposibilidad de viajar más rápido que la luz, además con un manejo poético que nos brindaba la belleza del fenómeno del viaje interestelar:

“ Tal enjambre era producido por la fricción de las partículas de gas y polvo, en las condiciones de una nave ya próxima al rojo blanco de la conversión lumínica”…

Lo mismo que el agujero negro Gargantúa, que sentó un precedente en la visualización de agujeros negros para todos los cinéfilos, el lector de ciencia ficción de Mora Vélez, podía ver a través de su imaginación los fulgores del futuro espacial.

Otro tema en común :

La habilidad humana para desafiar lo imposible. De esta manera, empieza la película Interestelar con un monólogo de Cooper:

“Siempre nos hemos definido a nosotros mismos por la capacidad de superar lo imposible. Y atesoramos esos momentos, momentos en los que nos atrevimos a apuntar a lo más alto, a romper barreras, a alcanzar las estrellas para conocer lo desconocido.”

Esta superación de lo imposible no solo estriba en atravesar la verja de atmósfera que nos conmina a vivir en este planeta en busca de nuevos horizontes, sino también la manera en que los humanos podemos desafiar y vérnosla para romper las estrictas leyes que este Universo al parecer nos ha impuesto, como la de la imposibilidad de viajar más rápido que la luz, volver al pasado, (puesto que un viaje espacial es un viaje al futuro) o el trágico destino de la entropía.

3 –  Poesía y Ciencia Ficción 

En las dos historias, además de una similar inquietud científica existe un profundo anhelo poético:

Ir contra la muerte, contra el tiempo y el espacio mismo, buscando la realización del amor. (El amor de pareja en Glitza, el amor paternal en Interestelar)

 

No es extraño que en estas dos ficciones abunde la poesía. En el caso de Glitza encontramos una caricia de Neruda, quien nos habla de la terrenal esperanza, en el poema Oda a Jorge Manrique:

Ahora
me parece
que no está solo el hombre.
En sus manos
ha elaborado
como si fuera un duro
pan, la esperanza,
la terrestre
esperanza
Y en Interestelar, constantemente, la presencia del poema que Dylan Thomas le dedicó a su padre en el lecho de muerte:
 
No entres dócilmente en esa buena noche,
Que al final del día debería la vejez arder y delirar;
Enfurécete,
enfurécete ante la muerte de la luz.

 

Al final, en Interestelar se concluye con una verdad universal:

El amor es la única cosa que trasciende el tiempo y el espacio

Y el final de Glitza, otro poema, otro canto al amor:

 

Podrá acabarse el calor del sol

y la Tierra convertirse en hielo,

pero el amor y el calor humanos

tendrán siempre un mañana…

FIN…?  

Se puede descargar el libro GLITZA Y OTROS CUENTOS ESCOGIDIOS, Edición virtual de CECAR, Sincelejo.https://cecar.metalibros.org/index.php/CECAR/catalog/book/24
Dar click en PDF para abrir y descargar.
Para ver el lanzamiento de esta tercera edición, en donde se leyó la ponencia anterior en vivo:

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.