“El retrato oval” de Edgar Allan Poe

“El retrato oval” (The Oval Portrait) es uno de los cuentos más cortos que jamás haya escrito el maestro del horror Edgar Allan Poe. En pocas páginas, ofrece una intensa historia sobre la relación entre el arte y la vida, por medio del encuentro del narrador con el retrato ovalado de una joven en un castillo de los Apeninos. Poe presenta su historia como un comentario sutil sobre el vínculo entre la vida y el arte.

El narrador, herido y delirante, se ha refugiado en una vieja mansión con su ayuda de su criado, de nombre Pedro. Se esconde en una de las habitaciones, contempla las extrañas pinturas que adornan las paredes de la habitación y lee un libro que ha encontrado sobre la almohada de la cama, que contiene información sobre las pinturas. Alrededor de la medianoche, ajusta el candelabro en la habitación y sus ojos captan un retrato que no había notado anteriormente, en un marco de forma ovalada, que representa a una niña en el umbral de la feminidad. El narrador queda cautivado por este retrato, que parece tan realista; pero pronto se horroriza. Se vuelve hacia el libro y lee la entrada que detalla la historia detrás del retrato ovalado. La mujer representada en él era la joven esposa del pintor, y era una esposa perfecta en todos los aspectos, aunque sentía recelos del arte de su marido que lo distraía de ella. El artista pinta un retrato de su esposa, y se obsesiona cada vez más con capturar su parecido, hasta que termina pasando todo el tiempo observando el retrato de su esposa, pero no a ella. La esposa se debilita cada vez más y su esposo deja de prestarle atención y un camino de fatalidad rodeará el fin de la historia ante la obsesión del marido por el retrato.

“El retrato oval” o “Vida en la muerte” como se le llamó inicialmente apareció publicado en abril de 1842 en la revista Graham junto al comentario laudatorio de Poe hacia el cuento “Historias dos veces contadas” de Nathaniel Hawthorne.

Vale resaltar que el cuento “La marca de nacimiento” de Hawthorne se parece a “El retrato oval” que es de anterior data por lo que algunos críticos sugieren que Hawthorne tuvo influencias de Poe.

Algo que llama la atención es que “La marca de nacimiento” también inspiraría a Poe a hacer revisiones a ‘El retrato oval”.  Es decir, existía un respeto mutuo por el trabajo del otro.

En “El retrato oval” Poe cita con acierto los Apeninos (montañas situadas en Italia) y a Anne Radcliffe quien publicara una serie de novelas góticas alrededor de 1790 en la que se incluye Los misterios de Udolfo (1794). Poe logra distanciarse con éxito de muchos imitadores de Radcliffe, justamente citando de manera directa a una de las autoras más reconocidas del gótico.

Es importante resaltar que en “El retrato oval” el narrador nunca dice que es lo que le atrae de la expresión del retrato lo cual deja al lector imaginando diferentes posibilidades: ¿la novia sonreía? ¿Sus ojos indicaban “movimiento”?

Asimismo, Poe crea una situación en la que el lector mira sobre la espalda del narrador mientras este lee el libro como si ambos quisieran encontrar en sus páginas el porqué de la fijación del narrador en el retrato.

Leer El retrato oval aquí: https://ciudadseva.com/texto/el-retrato-oval/

 

 

Related articles

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.