Gigantes: Una huella en la literatura

0
936

Por Ricardo Acevedo Esplugas

Imagenes: CRSignes y Alberto Arribas

 

Al principio solo había oscuridad…

En ese vacío primigenio surgieron dos mundos: uno de fuego, y el otro de hielo, que comenzaron a expandirse lentamente. Cuando ambos entraron en contacto un pequeño cataclismo cósmico tuvo lugar. Se formaron grandes bloques de escarcha y una densa niebla; parte del hielo se había licuado. De aquella agua surgió Ymir, el colosal padre de los gigantes de hielo, cuyo tamaño era tal que ningún hombre podrá llegar jamás a concebirlo. Y aún más grande era la vaca Audimia, que también cobró vida del agua y amamantó a Ymir con la leche de sus ubres.

Edda Völuspá[1].

Nací en capital de gigante y la casualidad  -o el destino- me deparo vivir en una tierra de gigantes[2].Tombatossals_CRSignes2011 (2) “En aquellos días había gigantes sobre la Plana…” citado por Caelius Rufus (55- 116 d. C.) y luego aparecen referencias en el Magnun Innominadarum atribuido al alquimista Joseph Blay (Villarreal, 1460-1520) que a su vez es una copia del Llibre del be´y el mal –negada su existencia y quemado por la Inquisición en Valencia-;  del que la novela Tombatossals, cuentos de la tierra de Josep Pascual Tirado hace una velada referencia: “A la hegemonía de los gigantes y su convivencia con los iberos y los colonos romanos”.

En la partida de la Benadresa se encuentran la Penyeta Roja y el Tossal Gros (Dos Colinas Adyacentes). Ella chiquita y bien bonita, él fuerte y robusto. Al atardecer, la sombra de Penyeta se estiraba hasta alcanzar al Tossal Gros, fundiéndose los dos en un largo abrazo.
De su relación no nacían hijos y eso les entristecía. Tossal Gros habló con un conocido suyo, Bufanúvols. Le pidió que hiciera algo para ayudarle, así que Bufanúvols hizo lo que mejor sabía.
Soplaron los vientos de levante, de poniente y hasta la tramontana. Hubo truenos y relámpagos, y cayó muchísima agua que arrastró piedras y rocas. De repente hubo un gran estruendo y todos se asustaron. Tossal Gros pensó que por aquel camino no llegaban a nada bueno y le pidió que parara. A la mañana siguiente descubrieron un gran agujero en la tierra, bajo las faldas de la Penyeta. En ese agujero, lo que parecía una gran roca, resultó ser un gigante acurrucado[3].

El termino gigante[4] se relacionado con Nephilim (נְפִילִים) deriva probablemente de de la raíz hebrea npl (נָפַל), caídos que incluye “los que causan caída, matan o provocan la ruina”. En The Brown-Driver-Briggs Lexicon se les clásifica como “gigantes”. Ronald Hendel establece el termino “aquellos que han caído”, equivalente gramatical de asirprisioneros”. Estos reciben la siguiente clasificación:

– Titanes (Masc. Titanes; Fem. Titánides): Raza de seres descomunales y poderosos, hijos de Gea o Gaia (Tierra) y Urano (Cielo). Fueron derrotados por Los Olímpicos. Ejemplos: Atlas; Prometeo.

Hecatónquiros o Hecatónqueros[5] (del griego Hekatontakheiras, “los de cien manos”): Conocidos también como Centimanos (del latín Centimani), eran gigantes con cien brazos y cincuenta cabezas. Rescatados por Zeus del Tártaro se unieron a este en su lucha contra Los Titanes. Ejemplos:  BriareoGiges o Gigas y Coto. Los Fuertes.

– Cíclopes (Kýklopes, que viene de κύκλος kyklos, “rueda”, “círculo” y ὤψ “ojo”): Los de la Iª generación eran inmortales e son hijos de Gea y Urano y forjaron los rayos para Zeus. Eran tres: Arges ponía el brillo, Brontes el trueno, y Estéropes el relámpago. La IIª generación[6] primitiva tribu de seres gigantescos descubierta por Odiseo. Ejemplo: Polifemo.

– Gigante común: Quizás los últimos descendientes mutantes de esta raza, brutos y caníbales -de los que descienden los ogros- que sólo conservaron una fuerza y una altura superior a los humanos y terminaron fundidos con el folklore popular.

Cosmogonías:

Muchos son los mitos de la creación del Universos donde interviene los gigantes, quizás el más popular sea la del nacimiento de Los 9 Mundos de Ygrassil según las sagas nórdicas:

Cuentan que cuando Ymir se quedo dormido de su sudor nacieron los Gigantes de Hielo y de una figura de sal –que lamía su vaca Andumia- fue desenterrado Buri “El padre de Los Dioses”. Sus descendientes: Odin, Vili y Ve, asesinaron a Ymir. De sus trozos surgieron las tierras[7] y su sangre alimento a Yggdrasyl fresno sagrado que sostiene el Universo y sus raíces dan vida a los 9 Mundos conocidos[8].

Una característica fundamental de estos seres -además de su fuerza descomunal capaz de crear nuevos accidentes geográficos- son sus amores desventurados como narran estas dos leyendas:

Pyrene y Gerion

Cuentan que el gigante Gerión[9] se enamoro locamente de la ninfa Pyrene (del griego pyros “fuego”) pero esta horrorizada por su terrible apariencia — huyó a los montes. Gerión[10] enfurecido le dio fuego y el incendio fue divisado por Hércules –el cual se dirigía al Jardín de Las Hespérides- y tras una larga pelea dio muerte al gigante y amontonando rocas construyo un enorme mausoleo -para honrar a Pyrene- conocido como: La Cordillera de los Pirineos.

Roldán y La Isla de Benidorm

Vivía en la montaña Puig Campana, un pacífico gigante de nombre Roldán. Un buen día conoció a una mujer que le demostró que no sentía ningún temor de su enorme apariencia, pasado el tiempo, enamorado de la mujer, le propuso que se fuese con él a vivir a su cabaña. La mujer aceptó y vivieron juntos y felices durante un tiempo. Hasta que una tarde, de regreso a su cabaña, el gigante se encuentra por el camino a un viajero que le comunica que su mujer está gravemente enferma en la cabaña y que morirá: Cuando el sol se ponga detrás de las montañas. Roldán llega a la cabaña encuentra a su mujer en el estado en el que aquel viajero le había dicho. La toma en brazos y se dirige a las montañas con el fin de evitar que los rayos del sol, que ya se comenzaba a ocultar por las cumbres, dejaran de acariciar para siempre a la mujer. En un intento por retrasar el ocultamiento del sol, el gigante, derriba parte de la pared de la montaña y una de las grandes rocas, lanzada por los aires, fue a parar al mar formando un peñasco visible todavía hoy desde la cumbre. Pero el sol siguió su recorrido y dejó de alumbrar la tierra y con él se fue también la vida de la mujer. Roldán, destrozado, llevó el cuerpo de la mujer hasta el peñasco que se precipitó en el mar para que le sirviese de última morada. Desolado, el gigante, sin dejar de coger la mano de la mujer, se deja ahogar a su lado…

Gigantes en la Biblia y el Corán:

Además de los conocidos pasajes bíblicos de David y Goliat, hay un par de nombres que aparecen citados multitud de veces el los libros sagrados y laicos, siempre relacionados con la venida del Mal y el Apocalipsis.

Gog[11] y Magog[12]:

“Cuando se cumplan mis años será desatado de su prisión y saldrá para seducir a las naciones que están en los cuatro ángulos de la tierra; Gog y Magog, a fin de reunirlas para la guerra”

Apocalipsis

Quiénes son Gog y Magog (Iayuy wa Mayuy) exactamente no se conoce, aunque se sabe por un Hadiz encontrado en los dos principales libros de narraciones auténticas (Sahih Al-Bujari[13] y Sahih Muslim[14]), que ellos son de las naciones de la humanidad. Sobre ellos, el Corán dice:

“Hasta llegar a un valle entre dos montañas donde encontró un pueblo que apenas comprendía sus palabras. Dijeron: ¡Oh, Dhul Qarnein! Por cierto que Gog y Magog corrompen la Tierra. ¿Quieres que te paguemos a cambio de que levantes una muralla entre ellos y nosotros?” (Corán 18:93-94)

En El Libro de la Felicidad realizado por orden del sultán y califa otomano Murab III –mecenas de poetas, astrónomos y minaturistas- aparece una ilustración que entre las tribulaciones de Alejandro Magno nos muestra: “Una muralla echa de planchas de hierro recubierta de planchas de bronces fundido para darle una superficie lisa imposible de escalar… hasta que Gog y Magog logren desgastarlas con sus lenguas raspadoras”.

Los gigantes estuvieron aquí entre nosotros dejaron huellas de sus construcciones y los humanos les rindieron pleitesía muestras de ellas están en las fiestas patronales y carnavales que se realizan en su honor. Si por unos segundos dejáramos nuestro Ipad y video juegos a un lado… podríamos escuchar el vivo retumbar de sus pasos.

Alberto-Arribas-'Wolf'

Bibliografía:

— John C. Grooms, ‘Giants in Welsh Folklore and Tradition’, dissertation, University of Wales, Aberystwyth, 1988.

— Apolodoro (1985). Biblioteca mitológica. Trad. y notas de M. Rodríguez de Sepúlveda. Intr. de J. Arce. Rev.: C. Serrano Aybar. Madrid: Editorial Gredos.

— The Wandering Giant in Literature: From Polyphemusto Papageno. By D.D.R. OWEN. East Linton: Tuckwell Press. 2003.


[1] La Profecía de la Vidente (1270) Textos de la mitología islandesa que narra la lucha de los Aesir contra los Vanir. El comienzo y el fin del Universo.

[2] Tanto Ciudad de La Habana como Castellón de La Plana comparten a San Cristóbal como santo patrón. Un gigante llevado a los altares por ayudar al Niño Jesús a cruzar un río.

[3] ¨Tombatossals, contalles de la terra (1930) obra de Josep Pascual Tirado (Castellón de La Plana, 1884-1937). Narra las aventuras del gigante Tombatossals -y sus amigos Cagueme, Bufanúbols y Arrancapins- en la corte del rey Barbut (Barbudo) y en la conquista de las Islas Columbretes.

[4] Del francés antiguo geant, jaiant; del Latín Vulgar gagās; *gagant;  gigās, del griego.

[5] Luego de la batalla (conocida por Titanomáquia) se establecieron en las márgenes del río Océano y terminaron como los Guardianes del Las Puertas del Tártaro donde fueron encerrados Los Titanes.

[6] A esta generación pertenecen los Jentilak (en especial Tartalo, Tonto; devorador de niños) dentro de la mitología vasca y el ojáncano u ojáncanu un monstruo maligno para los cántabros.

[7] Y de esta, antiguos gusanos que dieron vida a los primeros enanos.

[8] Muspelheim: Hogar de los gigantes de fuego. Nifheim: Solitario mundo del cual brotan todos los manantiales del universo. Mitgard (La Tierra Media) hogar de los hombres y enanos. Asgard: La morada de los dioses comandados por Odín. Jotunheim: Mundo donde viven recluidos los gigantes de Hielo y de Piedra. Vanaheim: Es el mundo de los Vanes –dioses de la fertilidad y las prosperidad-. Alfheim: Hábitat de los elfo s de luz. Svartalheim: Mundo subterráneo de los elfos oscuros y finalmente Hel: El mundo del que surgirá el drakkar Naiafarer Nalfgar –construido con las uñas de los muertos- que conducirán a las hordas del mal al Ragnarok.

[9] Descrito como una criatura alada y antropomórfica formada por tres cuerpos, con sus respectivas cabezas y extremidades. En una leyenda más clásica persigue a Hércules que acaba de robar su magnifico rebaño. Y mató a Caco (Kakos, malvado ) gigante mitad humano y mitad sátiro que vomitaba fuego y humo e intento robar al héroe mientras dormía.

[10] También se le ha identificado como un demonio de la muerte ctónico (deidades del inframundo), principalmente por su asociación con la dirección de extremo oeste. En La divina comedia de Dante Gerión se convierte en una bestia con cola de escorpión pero rostro de hombre honesto que mora en el Flegetón al borde del Séptimo Círculo (el círculo de la violencia).

[11] La transliteración del nombre hebreo Gog en el idioma acadio es Gugu que significa jefe y en el idioma sumerio es Gug que significa tiniebla.

[12] Alto, gigante, jefe, techo, grande, exaltado, elevado, el pueblo de Gog y figuradamente soberbio; y debido a que este pueblo de Gog habitaba principalmente en los altiplanos, mesetas y montes del Cáucaso en su fase de asentamiento en este contexto puede significar ” los que viven en la azotea del mundo “.

[13] Representa la colección más auténtica de dichos (Sabih: se traduce como autentico o correcto) del Profeta Muhammed ibn Ismail Al-Bujari.

[14] Uno de los seis libros que recoge las palabras – según la tradición oral- del profeta Muhammed ibn Abdullah.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.