Bloger Invitado. Carlos Enrique Saldivar. Reseña del libro Terror en las Calles de Lénin Solano Ambía

0
128

«TERROR EN LAS CALLES», DE LENIN SOLANO AMBÍA[1]

Solano Ambía, Lenin. Terror en las calles.

Lima: Ediciones halcón de fuego y Editorial Apogeo,

2017. 60 pp.

 

En su libro «La civilización del horror. El relato de terror en el Perú», el crítico literario Elton Honores nos dice sobre el miedo y el terror: «El terror es un síntoma que irrumpe en el orden psicológico, mental del sujeto. Miedo y terror vendrían a ser significantes intercambiables indistintamente para aludir a este fenómeno psicológico.» (43). Es decir, el miedo y el terror serían las dos caras de una misma moneda.

En mi opinión, existen tres clases de miedos o de terrores, los pequeños, los medianos y los grandes.

Los pequeños son los miedos cotidianos, esa llamada al celular que la pareja o el familiar no contesta; el temor de perder contacto con un ser querido que ha ido a una fiesta y no regresa; a angustia por no poder conseguir el dinero para poder cancelar los servicios básicos del mes.

También hay terrores medianos: el enterarse de que se tiene una enfermedad grave, la amenaza de un criminal, el que nos den la noticia de que la pareja o algún familiar se ha accidentado.

Están además los miedos grandes, el toparse con la proximidad de la muerte. El ataque a mano armada de algún delincuente, que nos secuestren, que nos hieran fatalmente; tiene que ver más con nosotros mismos, cuando se trata de terrores reales.

En la ficción también se ven los miedos grandes, en el realismo y en la fantasía, cuando se percibe un elemento o fenómeno amenazador, y/o se presiente algún daño letal por parte del monstruo.

El terror es una sensación, saber que detrás de la puerta se encuentra alguna entidad maligna, conocida o desconocida, que nos va a causar alguna laceración que podría resultar en nuestro fin. El horror es toparse con ese monstruo, percibirlo con los sentidos, saber que está cerca, porque lo vemos, oímos o tenemos contacto físico. Luego surge el gore, que es cuando esa bestia esparce nuestras vísceras por todos los rincones del espacio donde nos la hemos topado.

Aunque el terror, el horror y el gore no solamente tienen que ver con un perjuicio propio, también puede afectar a nuestros seres queridos, en estos casos el horror se multiplica. Todo esto viene a colación por el libro que Lenin Solano Ambía nos ha entregado en esta oportunidad, «Terror en las calles».

Ya en su novela «No les reces a los muertos» (2011) se atisbaba en el autor su gran manejo de los miedos, sobre todo del horror de encontrarse con el monstruo humano, obra que se resuelve de una manera sorprendente, la cual aborda el policial y suspenso.

Es con su magistral novela «Cementerio Père Lachaise» (2014) que Lenin Solano Ambía se consolida como uno de los principales referentes del terror y el policial peruanos, ya que esta novela tiene toques de misterio, se sumerge en el mundo criminal y nos brinda un tipo de horror excelente, del cual no es prudente ahondar aquí, porque esta obra contiene giros de trama y un final sorpresa. A diferencia de su novela «No le reces a los muertos», en la cual el género policiaco domina: la maldad del ser humano, en «Cementerio Père Lachaise» es el horror lo que envuelve a esta historia, la que es, en mi opinión, una de las mejores obras de terror de los últimos años, por ello este libro fue segundo lugar en el VI Concurso de Novela Breve, organizado por la Cámara Peruana del Libro, ha sido traducido al francés en 2016 y reeditado también en España.

Lenin Solano Ambía se ha desempeñado muy bien además en el relato corto, en el terror, en cuentos como «Solo quiero un pedazo de carne» y «Entre caníbales», en los que se trata de una manera excepcional lo fatídico, el pavor que se siente al poder hacerles daño a quienes amamos, relatos de ciencia ficción ambientados en mundos del post-apocalipsis. Aquí ya pude mirar la gran vena del escritor para tratar en la brevedad historias que no solamente entretengan al lector, sino que lo conmuevan, a la vez lo remuevan y lo dejen pensando en el texto durante largo tiempo.

En este nuevo libro, «Terror en las calles», editado en formato bolsillo, lo cual nos hace recordar a esas ediciones populares con narraciones de horror que a muchos nos deleitaron antaño y aún nos maravillan, Lenin ha publicado dos textos cortos, dos cuentos.

«No todos tienen un mismo precio» nos habla acerca de esos miedos pequeños que crecen, se convierten en medianos en una sola noche; lo que al principio parecía la cita soñada se transforma en el lapso de una tarde, noche y madrugada en una horrenda pesadilla, no solamente por la corrupción que impera en aquellas instituciones que, se supone, deben velar por nuestra seguridad, sino también, porque a veces creemos tener a la persona perfecta al lado, pero descubrimos pronto que algo va mal. Se nota el conocimiento apropiado de la ciudad limeña en este relato, Lima, como una bestia tentacular gigantesca que nos atrapa y nos convierte, cual supremo y maledicente dios, en sus títeres, en víctimas destinadas a sufrir los males citadinos una y otra vez.

Aún más inquietante es el texto «Visiones de un poeta muerto», en el cual tenemos a un joven poeta universitario que asiste a un cine porno y es testigo de un asesinato, lo cual conllevará a un espiral fantasmagórico, en el que se acumulan las ánimas o espectros hasta desembocar en un final inesperado, lo que es una constante en las obras del autor; además este relato se puede interpretar de varias maneras, puede ser la locura o en verdad un hecho paranormal lo que destruya las defensas mentales del protagonista, quien se ve indefenso ante un miedo grande: lo sobrenatural.

Es pertinente acotar que la presencia del teniente Martínez, en ambas narraciones, que es protagonista de otras historias del autor, le da un plus a este libro bien escrito cuyo único defecto podría ser que es demasiado corto y nos deja con las ganas de más.

Para terminar, me agradaron las ilustraciones del libro que abren cada cuento, así como la imagen de portada que nos muestra a un ser (un fantasma, un ente que pudo ser o es una persona) destrozado por el miedo y a la vez causa espanto al que lo escruta.

Esperemos nuevas entregas de Lenin Solano Ambía en lo que respecta al cuento. Por lo pronto, ya sabemos que el autor sigue con la novela policial, con su otro notable personaje, el detective Leopoldo Chacaliasa, protagonista de las novelas «No les reces a los muertos» y «Cementerio Père Lachaise».

 

Carlos Enrique Saldívar (Lima, 1982). Estudió Literatura en la UNFV. Es director de la revista impresa Argonautas y del fanzine físico El Horla; es miembro del comité editorial del fanzine virtual Agujero Negro, publicaciones dedicadas a la literatura fantástica. Es director de la revista Minúsculo al Cubo, dedicada a la ficción brevísima. Finalista de los Premios Andrómeda de Ficción Especulativa 2011, en la categoría: relato. Finalista del I Concurso de Microficciones, organizado por el grupo Abducidores de Textos. Finalista del Primer concurso de cuento de terror de la Sociedad Histórica Peruana Lovecraft. Finalista del XIV Certamen Internacional de Microcuento Fantástico miNatura 2016. Finalista del Concurso Guka 2017. Publicó el relato El otro engendro (2012). Publicó los libros de cuentos Historias de ciencia ficción (2008, 2018), Horizontes de fantasía (2010) y El otro engendro y algunos cuentos oscuros (2019). Compiló las selecciones: Nido de cuervos: cuentos peruanos de terror y suspenso (2011), Ciencia Ficción Peruana 2 (2016), Tenebra: muestra de cuentos peruanos de terror (2017, 2018) y Muestra de literatura peruana (2018).

 

Lenin Solano Ambía (Lima, 1983). Estudió la carrera de Literatura y la maestría en Docencia en el Nivel Superior en la Universidad Nacional Mayor de San Marcos en Perú. Es magíster en Literatura Francesa, titulado en la Universidad La Sorbona de París. Es autor de los libros: Carta a una mujer ausente (2008), No les reces a los muertos (2011), Cada hombre tiene un sueño (2012), Cementerio Père Lachaise (2014), Lágrimas de niños (2015), El asesino de Notre Dame (2016), Crimen en el colegio (2017), Terror en las calles (2017), Muerte en la Ciudad Luz (2018) y ¿Dónde está mamá? (2019). Su novela Cementerio Père Lachaise fue segundo lugar en el VI Concurso de Novela Breve, organizado por la Cámara Peruana del Libro, y ha sido traducida al francés y publicada con el título de La dernière enquête du Père-Lachaise (Ediciones L´Harmattan, 2016), también fue publicada en Barcelona (Editorial Serial Ediciones, 2016). Radica en París desde el 2009. Ha obtenido la mención honrosa en el concurso de «Las mil palabras» de la Revista Caretas en el 2014. Ha trabajado en radio ocupándose del periodismo cultural y entrevistando a diversos escritores peruanos y latinoamericanos. Actualmente tiene un canal de viajes en YouTube llamado «Murmullos Inmortales».

[1] Este texto fue leído en la presentación del libro «Terror en las calles», el cual se realizó el viernes 13 de julio de 2018 en la Casa de la Literatura Peruana (Lima, Perú) y ha sido editado especialmente para Amazing Stories.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.