Reseña de Libro: Los Sintéticos. Narraciones sobre, robots, seres post humanos e inteligencias artificiales.

0
777

Lo Sintético. Narraciones sobre, robots, seres post humanos e inteligencias artificiales.
Selección y Prólogo de Salvador Luis.
Hal 9000 Editor (Electrick Generation)
Diciembre de 2019
Estados Unidos.
Comprar el libro

Tenía este libro entre mis pendientes.
Me llegó pues yo estoy entre los antologados. Ya saben que no me gusta mucho reseñar libros en los que participo, pues me es difícil ser imparcial.
Pero lo tenía entre mis pendientes y ahora que la manera como interactuamos con nuestro entorno está cambiando debido a esta pandemia, me parece un libro de gran actualidad.
El libro ha sido realizado gracias a Salvador Luis Raggio Miranda, peruano, narrador, editor y crítico cultural quien en la actualidad se desempeña como catedrático de cine y literatura en los Estados Unidos. Los autores invitados a participar son Antonio Días Oliva (Chile), Carlos Gámez Pérez (España), Cecilia Eudave (México), Luis Carlos Barragán (Colombia), Ramiro Sanchiz (Uruguay), Flor Canosa (Argentina), Malena Salazar Maciá (Cuba), Veonica Rojas Scheffer (Paraguay), Francisco Bescón (España) y una servidora.
Es un libro que nos hace preguntar por el significado de la vida, el valor de la muerte, la diferencia entre natural y artificial, la búsqueda de la inmortalidad, y en estos momentos, en que la mayoría estamos encerrados en nuestras casas, estas preguntas representan nuestra angustia.
Curiosamente no siento en estos cuentos una angustia hacia lo desconocido, es más bien una angustia entre saber hasta donde podemos llegar, en donde empieza y termina nuestra humanidad, hasta donde podemos llegar en nuestro afan de vencer a la muerte. ¿Y no hay acaso nada más natural que la muerte? ¿No es tratar de vencerla, temerla, lo que nos deshumaniza?
Algunas propuestas, como la de un mundo de cosas violentas y rígidos encuentros entre maniquies vivientes (Antonio Díaz Oliva), recurren a un tópico ya conocido en este tipo de narraciones y metaforiza el racismo, así el ser sintético representa a la otredad, a ese que es diferente a nosotros y al que tememos. Un cero y un uno (Francisco Bescós), junto con el mío (La danza de Shiva), también toca un tópico ya conocido, como es la diferencia entre vivir y existir, al cuestionarse la vida de una inteligencia artificial que no está consciente de su naturaleza. Tenemos derecho de disponer de ella? Hay también cuentos que tocan el querer dominar a la muerte. En R-Evolucioón selenita, se consigue al precio de perder la propia humanidad, sin embargo algo queda y es el ansia de no estar solo, de no ser el único de la éspecie.Es por eso que el cuento La vida es para siempre nos hace cuestionar si es realmente lo sintético la puerta a la inmortalidad.
Sin embargo la mayoría de los cuentos van más allá de estos tópicos ya conocidos. Así pues el informe Tenda nos hace cuestionar cuánto confiamos en lo que leemos en internet, sin preocuparnos por confirmar fuentes. Con todas las “fakes news” con respecto al COVID 19, esto se convierte en una gran preocupación. Androides por subcontración nos muestra que no importa cuánto avance la tecnología, la escencia infernal del ser humano siempre encontrará la manera de seguir abusando de los débiles, porque la tecnologá nos da una falsa sensación de globalización, sin tomar en cuenta que las inegalidades sociales y económicas aún existes, pero escondidas tras esta imagen de progreso y por lo mismo las consecuencias se vuelven aún más sórdidas. Punto a parte merece el uso que el autor hace del lenguaje, dándole al cuento un tono aún más oscuro, curiosamente por lo coloquial. Braincraver habla sobre las nuevas aplicaciones para conseguir pareja y así se convierte en una reflexión sobre la naturaleza de esos seres que se comunican con nosotros. Y si acaso ya el hecho de escoger qué escribir y cómo hacerlo, e inclusive en algunos casos la imagen visual que queremos presentar al otro ya nos convierte en un ser sintético? Eso mismo, pero desde otro ángulo nos hacen preguntar los personajes de Philip y el lugar que habita la luz. ¿Y si al final solo somos el recuerdo de alguien que vive artificialmente en algún lugar del universo? Como ven la influencia de películas como The Matrix e Inception (la que a su vez se sabe fue influenciada por Borges) es grande y de preguntarnos si la inteligencia artificial tiene vida, pasamos a preguntarnos si nuestra vida es real y no el producto de la inteligencia artificial.
Mis cuentos favoritos plantean también propuestas originales. La oración de los conversos de Malena Salazar Maciá es un cuento que me recuerda mucho al Finnish Weird, en donde no hay una fronterea ente la ciencia ficción y la fantasía. Es un cuento muy bien logrado y cuyo final nos agarra desprevenidos. Finalmente sobre la arena, bajo la pie de Ramiro Sanchiz es un cuento con potentes imágenes poéticas y nos hace preguntar si quizá lo artificial es la nueva naturaleza.
En conclusión un libro con temáticas y estilos variados pero muy bien cohesionados gracias al trabajo del compilador.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.