LA CIENCIA FICCION EN EL AMBITO DE LA LITERATURA BOLIVIANA EN 2018

0
47

Iván Prado Sejas*

La ciencia ficción viene ganando un espacio cada vez mayor en el medio literario nacional. En este contexto, este tercer milenio es para la ciencia ficción boliviana una época de alta producción literaria en un país que ofrece condiciones culturales y sociopolíticas para que los escritores puedan imaginar escenarios distópicos y/o puedan proyectar civilizaciones utópicas. La ciencia, a partir de un desarrollo tecnológico inusitado, se expande por el mundo, y la información respecto a los avances científicos llega a Bolivia en el día. Por otro lado, Bolivia ha ingresado en un periodo de desarrollo, donde a través de los medios tradicionales, y mucho más por intermedio del internet, los escritores y lectores tienen a su disposición datos que reflejan la realidad, y datos que se proyectan en el futuro.

Imprimir

En el año 2018 se han dado una serie de acontecimientos relacionados con el desarrollo de la ciencia ficción en nuestro país. El trabajo que más se destaca en el periodo 2018 es la publicación de la antología de literatura fantástica neoindigenista, con relatos de autores, no sólo de Bolivia, sino también de Ecuador, Perú, Uruguay y Argentina. Prado & Muñoz, consiguieron reunir trabajos de literatura fantástica donde emergen elementos indigenistas que rompen con los paradigmas clásicos de hacer literatura. En esta antología, la ciencia ficción y la narrativa fantástica toman un matiz neoindigenista, con escritores bolivianos como Giovanna Rivero, Homero Carvalho, Liliana Colanzi, Marcela Gutierrez, Gonzalo Montero, Dennis Morales, Gary Daher, Adolfo Cáceres, Alison Spedding, Miguel Kunturi y otros; escritores extranjeros como Jorge Miño, Daniel Frini, Sergio Gauth, Valeria Rodriguez, Carlos Saldivar, Oswaldo Castro y otros, usan su creatividad para crear historias singulares donde la ciencia ficción emerge como fuente de inspiración.

Igualmente, en la ciudad de Cochabamba se realizó el X Encuentro de Escritores Iberoamericanos y la escritora e investigadora Giovanna Rivero presentó su ponencia sobre la Antropoficción, donde reflexiona sobre los nuevos caminos de la ciencia ficción en este nuevo milenio, donde emergen tópicos y perspectivas hacia nuevos derroteros. Ella dice: “La ciencia ficción ha cruzado fronteras epistemológicas hasta conquistar un territorio literario equiparable a lo que las novelas de la tierra e indigenista significaron para la memoria del siglo XX”. Por otro lado, según Rivero, el avance tecnológico actual aproxima la realidad a la ficción. En ese contexto, ya no es la ciencia ficción aquella que tenía capacidades ilimitadas para ver el futuro. La tecnología trae el futuro al presente en periodos cada vez más cortos.

De la mima manera, Dan Wells, el escritor conocido escritor estadounidense de libros juveniles de ciencia ficción y horror  llegó a Cochabamba y habló sobre su obra en el Centro Cultural Simón I. Patiño.

Para enriquecer la producción literaria fantástica nacional, a fines de 2018, se publica la obra “El Brillo de Amaterasu” de Dennis Morales. La trama que Morales nos presenta refleja las tradiciones niponas y se explora la pluralidad de los mundos.

Por otro lado, Mariángela Nápoli (2018) presentó un ensayo donde analiza la novela “De cuando en cuando Saturnina”, de Alison Spedding en un contexto con matiz sociopolítico. Nápoli redescubre significados en la obra desde perspectivas distintas como la descolonización, el rol de la mujer y la proyección de Bolivia hacia el futuro en un ámbito utópico y distópico.

Por otra parte, la escritora argentina Esther Cross publicó su novela “La mujer que escribió Frankenstein” bajo el patrocinio de la Editorial Plural de La Paz. Frankenstein es considerada la primera novela de ciencia ficción de la literatura y fue publicada en 1823 por Mary Shelley, quien fue capaz de plasmar el miedo de su época en un monstruoso asesino que todavía inquieta.

Finalmente, la Editorial Dum Dum, en Santa Cruz de la Sierra, edita la novela de ciencia ficción “Los cuerpos del verano”, del escritor argentino Felipe Castagnet. Asimismo, publica “El color que cayó del cielo”, de H.P. Lovecraft, con elementos de ciencia ficción y horror.

Referencias bibliográficas:
-Alanoca, Gabriela, Editar fue el complemento más feliz de mi faceta de escritora. Recuperado de https://www.paginasiete.bo/cultura/2018/7/13/editar-fue-el-complemento-mas-feliz-de-mi-faceta-de-escritora-186964.html
-Los Tiempos, Cultural, Dan Wells, de “No soy un serial Killer”, llega a Cochabamba. Recuperado de: www.lostiempos.com/doble-click/cultura/20180808/dan-wells-no-soy-serial-killer-llega-cochabamba
-Morales, Dennis. (2018). El brillo de Amaterasu. Cochabamba: Grupo Editorial Kipus.
-Nápoli, Mariángela (2018). De cuando en cuando Saturnina, de Alison Spedding: una propuesta para la descolonización. Revista LUTHOR, Nro. 36, p. 85
-Prado, Iván. & Muñoz, Willy. (2018). I Antología de Literatura Fantástica Neoindigenista. Cochabamba: Grupo Editorial Kipus.
-Suárez, Marcelo. Sobre tendencias literarias. El Deber. Recuperado de www.eldeber.com.bo/brujula/Sobre-tendencias-literarias-20181123-9512.html
-Trigo, María. ‘La mujer que escribió Frankestein’ llega a Bolivia. El Deber. Recuperado de: www.eldeber.com.bo/santacruz/La-mujer-que-escribio-Frankestein-llega-a-Bolivia-20180601-7422.html

*Escritor, poeta, critico, ensayista, psicólogo, docente universitario.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.