FUTUGRAMMA: Ecuador escribiendo su propio futuro

    2
    127

    La Plataforma FUTUGRAMA en el Diferencial Quito fue la experiencia de un grupo que a través del diálogo se adentró en la exploración de los futuros que ofrece la narrativa de Ciencia Ficción. Durante seis días se desarrolló un proceso de diálogos alrededor de distintas inquietudes sobre las posibilidades del futuro. Estuvo integrada por un grupo heterogéneo, de distintas edades, oficios y formación que se reunió durante 2 sesiones intensivas dividida en tres veces por semana durante dos semanas. A partir de esta experiencia se incentivó la reflexión sobre la ficción, el futuro, el presente, el pasado, la noción de tiempo, la realidad, los sueños, la tecnología, las relaciones humanas y la sociedad.

    El espacio del Diferencial en el Centro Arte Contemporáneo Quito.
    El espacio del Diferencial en el Centro Arte Contemporáneo Quito.

    Al final se le pidió a los participantes, desarrollar a partir de un párrafo su propia percepción sobre el futuro, tal vez influenciada por los temas que se tocaron en la Plataforma. Estos temas fueron:  canibalismo de tiempos; futuros cercanos, lejanos; retrofuturos y futuros muertos; cultura futurista; simbolismo; sueño ficción y Ciencia Ficción latinoamericana.<

    Sesión Futurista
    Sesión Futurista

    Les comparto algunas de las reflexiones que surgieron de los participantes del grupo.

    Isaac Reinoso, estudiante, de 15 años, escribe:

    El futuro es algo que no solo puede ser de una sola manera, pueden existir ciertos factores que puedan parecer insignificantes pero la verdad pueden influir mucho, una posibilidad de un futuro que yo me he planteado es la siguiente: En unos cuantos meses, gracias al cambio de polaridad en el sol , la tecnología mas avanzada en la tierra empezará a caer y simplemente las tecnologías mas básicas y “obsoletas” serán las que perduraran a causa de esto. Estados Unidos caerá al igual que Rusia , China y grandes potencias, y pequeños países, como lo es Ecuador, subirán y se convertirán en potencias gracias a su muy precaria tecnología, los satélites colisionarán a excepción de aquellos sumamente básicos como lo es PEGASO el primer satélite ecuatoriano, en el momento en el que todo esto suceda las cosas empezarían a cambiar, en ese caso los papeles de importancia serían totalmente distintos, los que no llegaron a adaptarse a la actual sociedad a la tecnología serán los que mejor se adaptaran a eso.

    El profesor de literatura, Edwin Pilco (30 años), quien me obsequió el libro Cuentos Fantásticos, presentándome así a uno de los pioneros de Ciencia Ficción en el Ecuador, el escritor de Ambato, Carlos Béjar Portilla, llevó la inspiración que le generaron las sesiones a un breve cuento.

    ¡Resucitadme,
    Aunque más no sea,
    Porque soy poeta,
    Y esperaba el futuro”
    V. Maiacovski

    Era diciembre del año 2008 y ambos ya no podían con tanta felicidad, habían hecho el amor toda la tarde y a manera de descanso se tocaban sus húmedos sexos. “Nos vamos a morir”, susurró él, como si revelara un secreto, “todos morimos”, respondió ella, mordiéndole el pecho. Luego paso el tiempo: cruel y silencioso, llegó la separación, el dolor, la resignación, las enfermedades y la muerte.

    Ahora es el año 2308, nadie sabe con qué motivo, pero los nuevos dioses están en un plan de resucitación de algunas personas que fenecieron hace tiempo. Desde la última tormenta solar algunos continentes han quedado deshabitados y el destino preferido de la migración es el Círculo Polar Ártico, además este lugar ha sido elegido por los dioses para emprender resurrecciones en masa.

    En mitad de un campamento entre cientos de personas, un hombre y una mujer se miran, se reconocen y se sonríen después de tres siglos. Se toman de la mano y caminan sobre la nieve, se van alejando del campamento, adelante solo nieve. Desde lejos un oso polar los observa indiferente mientras abre su hocico para engullir a su presa.

    El artista y gestor cultural José Luis Espín Rivadeneira (28 años), en cambio encontró en la poesía la mejor forma de escribir su percepción   sobre el futuro:

    El Río Guayas
    El Río Guayas

    HINODE (amanecer) en el final de los tiempos
    De entre los escombros,
    De entre los platos sucios,
    En medio de la fruta podrida,
    O quizá sin ser tan sórdido,
    De entre el olor al sexo tardío consigo mismo.

    Son los reflejos de las ventanas
    Quienes hablan por ellas.
    Una sinfonía de imágenes,
    Unos parlantes, que literalmente te hacen vibrar.

    Una máscara que se desenmascara

    un velo que se desvela y redescubre
    un giro, un twist y sobre todo, un salto cuántico
    del recordado ayer, a una memoria futura
    de las sombras, a la luz.

    Señoras y señores, poesía del final de los tiempos,
    Una poesía sin letras, sin rimas y sin métricas,
    Una poesía de frecuencias de onda, de vibraciones para nuestros ojos y para nuestros oídos,

    En definitiva de ViBrones para ViBrones

    Además de los participantes, pedí a algunas personas que conocí fuera de la plataforma, y desarrollan  proyectos muy interesantes en el Ecuador, me escribieran sobre su noción del futuro.

    Uno de ellos es el artista Patricio Dalgo Toledo, de quien hemos seguido de cerca en Mil Inviernos por  su trabajo que transita los senderos de la inconformidad, la ironía y el desencanto, con un gusto definido por el cyberpunk, escribe su percepción sobre el futuro de esta manera:

    El futuro  lo veo como una pantalla en la cual todos queremos vernos iluminados por su reflejo, un lugar donde nadie nos impondrá observarnos, sino donde nosotros exigiremos estar a la mira, paranoico y esquizoide, paranoico porque pensaremos en quien nos esta mirando, para que y esperaremos que no dejen de hacerlo, todo esto será masivo, esquizofrénicos con nuestra múltiples personalidades representándonos, no viviremos sin nuestros cables , y no porque nos darán la vida, sino porque nos darán imagen y eso nos importará. No querremos vivir en la sombra, nos interesa la iluminación, sobretodo de la pantalla, no existirá teletranspotación de cuerpos, sino de espacios a los cuales acudiremos desde nuestras sillas con nuestros visores, no nos moveremos, pues el movimiento será un lujo, quizás en ese entonces espero vivir en un glitch de esa pantalla donde el error será algo aún más despreciado pero a la vez más interesante…quizás me equivoque y todo sea diferente, no lo creo, solo será potencializado lo que tenemos y nuestros sentidos sobreexcitados más de la cuenta..

    Un ilustrador, fantástico en todos los sentidos, que tuve la oportunidad de conocer y que realmente merece una entrada aparte, en un Futuro, es Eduardo Villacís. Eduardo Villacís es el autor -aunque mejor sería decir CRONISTA- de una Ucronía – o historia alternativa-  espectacular bajo el título EL ESPEJO HUMEANTE; en esta historia, los Aztecas han capturado a Cristóbal Colón y a partir de su pista descubren Améxica, antiguamente llamada “Yurop”. Esta es la crónica de ese viejo pueblo arrasado, a partir de las ruinas de su civilización “primitiva”.  Smoking Mirror, su título en inglés -pues se trata de un libro bilingüe-  es usado en clase de Literatura de Ciencia Ficción Hispanoamericana  en la Universidad de Western Ontario.

    Eduardo Villacís compartió su noción del futuro en forma de un breve relato futurista de Ciencia Ficción:

    Y mientras los doctores revisaban el vientre artificial de su co-papá Marco, en donde crecía su nuev_ hermanit_, el pequeño Luis se acordaba de lo que le habían contado en la escuela. Antes, le dijeron, los hombres no podían gestar a los hijos. Le pareció extraño. Su co-mama Alicia le llevaba apurada a la guardería del tercer piso, donde estaban algunos de sus herman_s y donde además les esperaban conversando amenamente sus otros co-genitores Ximena y Pedro. Los adultos dejaron a Luis jugar con los otros infantes. Debían apurarse: en pocos mintutos, en el gran salón del directorio, tendrían una reunion de accionistas de la cooperativa familiar y verían si era posible aceptar a Dorantonio, un hermafrodita que deseaba que sus genes sean parte de la empresa. Debían hacerlo pronto, la bolsa de Nueva York empezaría a cotizar en pocas horas.

    Por último, pero no por ello menos importante, está el joven escritor lojano Lenin Paladines, quien por su novela de Ciencia Ficción El Diario de Lorenzo ganó el premio Ángel Felicísimo Rojas, otorgado por la Casa de la Cultura Ecuatoriana en el 2010. A Lenin lo conocí a partir de una entrevista concedida a Global Voices titulada: Ciencia Ficción desde Ecuador. Lo contacté a través de las redes sociales y esta fue su apreciación sobre porqué  pensamos en el futuro:

    Pensamos en el futuro porque no estamos conformes con el presente, porque no creemos en la linealidad del tiempo. Especulamos porque nos damos cuenta de que el mundo en que vivimos tiene tantas realidades como fronteras. Ese futuro, hablando objetivamente, no existe, por el simple hecho de ser tan volátil como el paso de los segundos en el reloj. En este preciso momento el presente se congela un instante y muere, pero el futuro escapa a nuestra incansable búsqueda, provocándonos desesperación, se burla de nosotros porque sabe que él decide cuándo es el momento. Pensamos en el futuro porque anhelamos vivir en otra dimensión.

    Lo que puedo concluir de la experiencia de FUTUGRAMMA en Quito no dista mucho de lo que he llegado a pensar con experiencias similares anteriores.  Generar un espacio de discusión e informalidad para poner en relieve lo fascinante que es el género de la Ciencia Ficción, y lo apremiante que es ofrecer una ventana hacia el futuro, solo puede ser una semilla en un vasto territorio que por lo general es hostil hacia la novedad y la esperanza. Esta semilla merece de cuidado y dedicación, para que de allí surja un árbol que pueda brindar frutos y condiciones para nuevos árboles, y tal vez, espero con ansía que sea en un futuro próximo, plantar un bosque en el que los soñadores podamos encontrar sombra y protección para aguardar mejores mañanas. Generar estos espacios es un buen comienzo, pero todavía falta consolidad asociaciones y gremios para estimular la creatividad desde futuros autóctonos. La conclusión específica con Futugramma Quito es que la semilla ha quedado plantada en el Ecuador y tengo la seguridad de haberla dejado en buenas manos con este pequeño grupo que  se consolidó en la Plataforma del Diferencial.

    Agradezco a todos los que me colaboraron para la realización de este artículo, con su participación directa, o indirecta, gestionando para conocer a los artistas, para llevar a cabo la experiencia, para hacer posible mi estadía en Quito y para que estas semanas hayan sido realmente una experiencia por sí sola bastante futurista. En especial a Juan Carlos León y Gabriela Cherrez de Diferencial; Ana Rosa Valdez y Karen Solorzano del Centro de Arte Contemporáneo Quito; Francisco Suárez y toda la gente de No-Lugar.

    2 COMMENTS

    1. Qué lindo raconto se hilvana a través de estos ejemplos que son como fotos o postales sueltas. Se nota que fue una experiencia muy interesante. Encuentros de este tipo son muy valiosos, me alegra que hayan tenido tan buen resultado. Y sin duda estás sembrando un bosque; tus esfuerzos se ven en estos emprendimientos, en Mil Inviernos (http://milinviernos.com/), en las charlas que das en colegios o en la radio, en todo lo que hacés, y creo que ese bosque no será solo para que “los soñadores podamos encontrar sombra y protección para aguardar mejores mañana”, sino para que vivamos un mejor y más provechoso presente, a partir del cual construir mejores mañanas 🙂

      • Muchas gracias Laura, por seguir estas pequeñas acciones que hago, con las que a la manera de hacker, trato de incidir y afectar el sistema ¿Cuál sistema? El Sistema Operativo del Espacio-tiempo, tal vez, con la única herramienta que tengo: las palabras. También es de admirar tu labor con la Revista Próxima y las Tertulias de Ciencia Ficción, a las que por cierto algún día espero asistir, para tomar un café y proseguir esta conversación. Un abrazo.

    LEAVE A REPLY

    Please enter your comment!
    Please enter your name here

    This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.