H.G. Wells y Ray Bradbury, escritores míticos de ciencia ficción y autores latinoamericanos II parte

Profiles of H.G. Wells, Ray Bradbury and an interview with Uruguayan editor and writer Víctor Grippoli

H.G. Wells o Herbert George Wells

by George Charles Beresford, black and white glossy print, 1920

(nacido el 21 de septiembre de 1866 en Bromley, Kent, Inglaterra; fallecido el 13 de agosto de 1946 en Londres), novelista, periodista, sociólogo e historiador inglés mejor conocido por novelas de ciencia ficción como The Time Machine y The War of the Worlds y novelas cómicas como Tono-Bungay y La historia del señor Polly.

Wells fingió no preocuparse por el mérito literario de su trabajo, y rechazó la tutela del novelista estadounidense Henry James, diciendo: “Prefiero que me llamen periodista que artista”. De hecho, su novela Boon (1915) incluía una parodia de James.

Wells tomó las ideas y los miedos que atormentaban la mente de su época y les dio una expresión simbólica como fantasía brillantemente concebida que se hizo creíble por el silencioso realismo de su entorno. En las novelas cómicas, aunque su psicología carece de sutileza y la construcción de sus tramas es a menudo incómoda, muestra un fondo de humor y una profunda simpatía por la gente común. El estilo de la prosa de Wells recoge mucha del habla vernácula, especialmente la de la clase media baja de Londres y el sureste de Inglaterra.

Un dato curioso: H.G. Wells escribió libros que no eran de Ciencia Ficción con los que amasó una fortuna y a  inicios de 1900 logró vender un millón de copias de un libro que no era de género.

Ray Bradbury, o Ray Douglas Bradbury

(nacido el 22 de agosto de 1920 en Waukegan, Illinois, EE. UU., Fallecido el 5 de junio de 2012 en Los Ángeles, California), autor estadounidense reconocido por sus cuentos y novelas muy imaginativos que mezclan una poética estilo, nostalgia por la infancia, crítica social y conciencia de los peligros de la tecnología desbocada.

La siguiente novela de Bradbury, Fahrenheit 451 (1953), se considera su obra más importante. En una sociedad futura donde los libros están prohibidos, Guy Montag, un “bombero” cuyo trabajo es la quema de libros, toma un libro y se deja seducir por la lectura. Fahrenheit 451 ha sido aclamado por sus temas anti-censura y su defensa de la literatura contra la invasión de los medios electrónicos. En 1966 se estrenó una aclamada adaptación cinematográfica.

Entrevista al editor y escritor uruguayo Víctor Grippoli

Hemil García Linares (HGL): ¿Cuáles son tus inicios en la literatura?

Víctor Grippoli (VG): Mis inicios en literatura fue haciendo guiones para comics underground que yo mismo ilustraba, luego seguí con ciencia ficción en particular ya que estaba bastante empapado con novelas de ese tipo a lo largo de la adolescencia y niñez. Creo que leí Dune a los diez u once años. Sobre por qué escribir literatura de género, no creo que uno elige, ella lo hace contigo. Es una necesidad mental y física.

HGL: En comparación con el mainstream y la literatura Realista, ¿Podría decirse que el género de Horror y sobre todo la Ciencia Ficción tienen el panorama más difícil?

VG: Puede ser más difícil, pero al mismo tiempo da más ventajas en libertad, ya que no está el ojo mainstream todo el tiempo arriba, viendo lo que se hace o se deja de hacer. Me molesta mucho la “corrección política” que se busca en todos los medios. Creo que conviene seguir siendo parcialmente de nicho. Hasta para salir de “lo correcto” he incorporado el Gorno con la ciencia ficción para una convocatoria peruana. Los resultados fueron perturbadores pero me encantaron.

Se debe reconocer lo bueno, que se valore la calidad y no decirle género menor. Eso es lo importante. Si la obra lo vale va a ser reconocida, por sus pares o lectores, eso es lo gravitante.

HGL: ¿Hay algunos autores contemporáneos que se acerquen a Asimov, H.G. Wells y Bradbury y qué debiéramos leer?

VG: En lo internacional puedo citar algunos que me vienen ahora mismo a la memoria, Poul Anderson, Clifford D. Simak y Bruce Sterling para conocer más sobre transhumanismo. Y claro, busca a tus autores nacionales de ciencia ficción, estés donde estés, que debe haber muchos y buenos.

HGL: ¿Qué libros has publicado como editor y en qué otras antologías figuras? ¿Dónde se puede encontrar tus libros?

VG: Las antologías de relatos y novelas por Editorial Solaris: Puertas del infinito, Solar Flare, Solar Flare — OVNI, Japón en tinieblas, Laberinto de posibilidades, Los conectores de Dios, El Poeta, La Alianza Sudamericana, Sombras. Los diversos números de antologías de Líneas de Cambio y sus especiales. En Líneas de cambio y Solar Flare he sido editor y seleccionador, acompaño a talentosos escritores que se han sumado a nuestras convocatorias. Pueden hallarlas en digital: https://lektu.com/e/editorial-solaris/673 y en físico las encuentras por Amazon o desde nuestro sitio web: victorgrippoli.wixsite.com/editorialsolaris

También he participado en libros de terror, ciencia ficción y fantasía con Pandemonium, Editorial Cthulhu y Grupo LLEC, aparte de revistas digitales varias.

HGL: ¿Cuál es tu proceso creativo para escribir?

VG: El proceso surge en muchos casos de la investigación, de leer y de vivir la vida, también por flashes de inspiración, no creo en los horarios para escribir ni en los “métodos” de éxito. Me inspira escribir para convocatorias, con plazos y temas que capaz ni yo imaginaba. No trabajo con música ni de noche. Silencio y calma, nada más.

No hay fórmulas para poner como válidas, el escritor escribe así como el panadero hace pan. Hay que trabajar duro, leer mucho y saber corregir, que es lo más difícil. No te olvides de corregir, escribe el manuscrito ya como si fuera un original

HGL: ¿Qué le dirías alguien que desea escribir pero no sabe cómo empezar?

VG: ¿Quieres escribir y no te animas? Toma un lápiz y hoja, la computadora, el celular y arranca. No pienses tanto. Otro método que uso es ver imágenes de ciencia ficción, ilustraciones de los setenta u ochenta, o dibujarlas, dibujo personajes, cosas. Eso luego se transforma en relatos. Así surgió la premisa de la primera Solar Flare, crear cuentos de ciencia ficción a partir de imágenes que subía al Facebook de la editorial. Sobre cómo empezaría alguien que nunca lo ha hecho. Bueno, que lea un poco sobre las reglas gramaticales, que tenga una novela a mano para que vea el uso de diálogos, sangrías, etc.

Related articles

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.