Who is Who en la literatura fantástica: Perú (parte I)

0
670

He tomado a Perú como punto de partida de este Who is Who por ser una tierra rodeadas de leyendas increíbles, que asimilo a sus conquistadores y los convirtió en parte de su paisaje. Un país de hombres y mujeres que día a día se levantan a soñar que existe un mundo mejor o peor más allá.

Y estos son algunos de sus padres fundadores.

Palma Ramírez, Clemente nacido en Lima el 3 de diciembre de 1872 y muerto enfoto Clemente Palma la misma ciudad el 13 de agosto de 1946. Fue hijo natural del escritor Ricardo Palma y de Clementina Ramírez, de nacionalidad ecuatoriana. Inició sus estudios secundarios en el Colegio de Maticorena y el Colegio Nacional de Nuestra Señora de Guadalupe (1885-1886), y los terminó en el Colegio de Lima.

En cuanto a libros, publicó los siguientes: Excursión literaria (Lima 1895), recopilación de artículos publicados en El Comercio de Lima; Dos tesis (Lima 1897), que contiene las disertaciones “El porvenir de las razas en el Perú” y “Filosofía y arte”, que presentó para optar a los grados de bachiller y doctor en la Facultad de Letras de la Universidad de San Marcos; El Perú, narración que trata de su geografía, historia, arte y costumbres (Barcelona 1898), relato de finalidad pedagógica que contiene una sencilla descripción del Perú por parte de un presunto viajero; Cuentos malévolos (Barcelona 1904), selección de cuentos publicados previamente en diarios y revistas, con una carta-prólogo de Miguel de Unamuno y que tuvo una segunda edición aumentada con prólogo del escritor Ventura García Calderón (París 1913); La cuestión Tacna y Arica y la Conferencia de Washington (Lima 1922), que reúne artículos sobre el tema publicados en La Crónica y Variedades; Mors ex vita (Lima 1923), novela breve que había sido publicada anteriormente en la revista Mercurio Peruano (1918); Historietas malignas (Lima 1925), que contiene la novela anterior más tres cuentos; X Y Z (Novela grotesca, Lima 1935); Don Alonso Henríquez de Guzmán y el primer poema sobre la conquista de América (Lima 1935), donde inserta el poema “Nueva obra y breve en metro y prosa sobre la muerte del adelantado don Diego de Almagro” escrito alrededor del año 1550 y atribuido a Alonso Henríquez de Guzmán, acompañándolo de un estudio preliminar publicado anteriormente en El Ateneo (1905); Había una vez un hombre (Artículos políticos, Lima 1935), conjunto de artículos en defensa de la política interna e internacional del gobierno del depuesto presidente Leguía; Crónicas político-doméstico-taurinas. Con un glosario del argot limeño (Lima 1938), publicadas con el seudónimo de Juan Apapucio Corrales, con prólogo suyo y epílogo del escritor José Gálvez, consistente en una selección de las crónicas de Corrales aparecidas en Variedades entre los años 1909 y 1919. También dejó inconclusa una novela histórica con el título La nieta del oidor, de la que sólo aparecieron dos capítulos en las revistas limeñas Ilustración peruana (1913) y Cultura (1915).

Dentro del género narrativo, debemos señalar que con los Cuentos malévolos Clemente Palma rompe con la tradición literaria peruana, apegada hasta entonces al costumbrismo, del que había sido el mejor exponente su padre. Su conocimiento de la literatura rusa y la influencia recibida de Edgar Allan Poe y Guy de Maupassant le permitieron convertirse en uno de los precursores -y mejores exponentes- de la literatura fantástica latinoamericana. Algunos de estos cuentos son ambientados en lugares exóticos como Tumbuctú, Trapobana o el Polo Norte, y desarrollan temas poco trabajados para la época, como la necrofilia y el vampirismo, además de presentar al mal como un elemento necesario de la vida humana. Lamentablemente su producción narrativa fue exigua, aunque siempre se deberá destacar su humor negro irreverente y su intento por superar la tendencia nacionalista en la literatura. En cuanto a sus Crónicas político-doméstico-taurinas, son un ejemplo del mejor costumbrismo criollo producido en el Perú. Estas crónicas tuvieron como protagonista a un presunto diputado por la imaginaria provincia de Amancaes, y sirvieron para que el autor realice comentarios festivos sobre la política peruana. Finalmente habría que mencionar la discutida labor que ejerció Clemente Palma como crítico literario, habiéndose constituido durante muchos años en el principal censor de las letras peruanas, especialmente a través de la sección “Correo franco” de Variedades, donde emitió juicios muchas veces arbitrarios sobre los literatos peruanos, pudiéndose mencionar como ejemplo su opinión sarcástica sobre los primeros poemas de César Vallejo.

Cuento: La granja Blanca (Cuentos malévolos)

Valdelomar Pinto, Pedro Abraham (Ica, 27 de abril de 1888 – Ayacucho, 3 de foto-Abrahamnoviembre de 1919) fue un narrador, poeta, periodista, ensayista y dramaturgo peruano. Es considerado uno de los principales cuentistas del Perú, junto con Julio Ramón Ribeyro. Abraham Valdelomar fue un escritor completo pues abarcó prácticamente todos los géneros literarios conocidos. Sin embargo, lo mejor de su creación ficticia se concentra en el campo de la narrativa cuentística. Sus cuentos se publicaron en revistas y periódicos de la época, y él mismo los organizó en dos libros: El caballero Carmelo (Lima, 1918) y Los hijos del Sol (póstumo, Lima,1921). En ellos se encuentran los primeros testimonios del cuento neocriollo peruano, de rasgos postmodernistas, que marcaron el punto de partida de la narrativa moderna del Perú. En el cuento El caballero Carmelo, que da nombre a su primer libro de cuentos, se utiliza un vocabulario arcaico y una retórica propia de las novelas de caballerías para narrar la triste historia de un gallo de pelea, relato nostálgico ambientado en Pisco, durante la infancia del autor. En Los hijos del Sol, busca su inspiración en el pasado histórico del Perú, remontándose a la época de los incas.

Cuento: El hediondo pozo de siniestro

Vallejo, César (Santiago de Chuco, 16 de marzo de 1892- París, 15 de abril de foto Cesar vallejo1938) fue un poeta y escritor peruano. Es considerado uno de los más grandes innovadores de la poesía del siglo XX y el máximo exponente de las letras en su país. Es, en opinión del crítico Thomas Merton, «el más grande poeta católico desde Dante, y por católico entiendo universal»2 y según Martin Seymour-Smith, «el más grande poeta del siglo XX en todos los idiomas».

Precursor del realismo distanciador que haría famoso Berltolt Brecht, fue un poeta sensible y trágico. Sus trabajos permanecen incólumes y se agigantan con el correr de los años. Murió en su exilio parisino, como él mismo había vaticinado que le ocurriría. Entre sus obras principales, destacan Tungsteno (1931), Los heraldos negros (1918), Trilce (1932),Poemas humanos (1939) y España, aparta de mí este cáliz (1940).

Cuento: Sabiduría 

Fuentes:

La web de las biografías

Wikipedia

 

 

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.