FUTUGRAMMA: Un continente escribiendo sus propios futuros

    0
    574

    FUTUGRAMMA es un espacio que se plantea la relación entre la escritura y el devenir del cosmos desde nuestra situación como latinoamericanos. También es un lugar para discutir sobre Ciencia Ficción, desde que nadie tiene la verdad absoluta sobre el género. Acá estamos hoy, un día más, viviendo los futuros, los que construimos o decidimos nos sean impuestos: un día mas después del mañana que soñamos.

    logofu2

    Estamos interesados en la imaginación naciente de los rincones industriales en los cuales afloran nuevas complicidades con sustancias impregnadas de radiactividad. Creemos, como William Gibson, que el futuro ya está aquí sólo que desigualmente distribuido. Y al igual que la investigadora argentina Ingrid Sarchman,  somos conscientes de que “las nuevas tecnologías abren una brecha entre sus posibilidades reales y las metáforas a las cuales habilitarían”.

    La escritura es una herramienta del cambio, “La mano que llenaba la página de pergamino edifica una ciudad” al decir de  Marshal McLuhan (1969). Escribir sobre el futuro es generar visiones múltiples, complejas y desde la diferencia. FUTUGRAMA se asemeja a un  laboratorio (solo que de prospectivas en lugar de compuestos químicos) en el que las ideas sobre el futuro explotan en la conjunción de sus elementos, que son palabras y silencios. En ese sentido coincidimos con  J. G. Ballard cuando afirma: “ El papel del escritor hoy es el del hombre de ciencias, en un safari o en el laboratorio, enfrentado a un terreno o tema absolutamente desconocidos”.

    Desde la filosofía, Hans Blumenberg nos plantea una provocación, que en FUTUGRAMA asumimos como un llamado: “¿Cuál es el futuro para el que puede tener relevancia, cuáles los futuristas, que se están preparando para el resurgimiento de sus rivales de lucha por la existencia? . [El futuro sigue siendo el futuro (totalmente en serio) – 1996]  Pensamos que la mejor forma de estar preparados para ese llamado es a través de la ciencia ficción, el tiempo preferido por antonomasia del futuro, capaz también de poner en cuestionamiento las dimensiones del Espacio y Tiempo.

    futugrama12

    Siguiendo con Blumenberg, la sola idea de pensar en pensar en un futuro es absurda: Si supiéramos lo que vamos a saber dentro de diez años, eo ipso, lo sabríamos ya hoy (…) Si aún no supiéramos lo que vamos a saber dentro de diez años, tampoco lo sabríamos llegado ese momento” (1996)  Esta perspectiva del pensamiento asume un tiempo presente que se presta a anticipar un tiempo futuro al que le es imposible, por un lado, corroborar sus pronósticos, y por otro, lógicamente imposible saber del futuro porque éste sería el presente.

    No obstante, la ciencia ficción también nos permite en el ejercicio de especulación, cambiar de perspectiva, una en la que el futuro es el que nos observa y modifica, porque también modifica nuestro pasado, como en el caso de Mundo Espejo, de William Gibson, cuando la protagonista Cayce Pollard divaga: “El futuro está ahí, mirando atrás. Intentando dar sentido a la ficción en la que nos habremos convertido. Y, donde están, el pasado que tenemos detrás no se parecerá en nada al pasado que imaginamos ahora detrás de nosotros”.

    Sobre todo nos interesa resaltar que los futuros no son construidos en abstracto.  Las narrativas que se construyen alrededor de estos futuros corresponden a inquietudes vitales, necesidades sociales,expectativas, miedos e inquietudes por configurar una identidad. Según Stuart Hall y Paul Du Gay (1996), la identidad de las comunidades más allá de configurarse en la narración por el pasado se desarrolla con vista hacia el futuro, con la finalidad de asegurarse una predominancia en el tiempo.

    La ciencia ficción, desde una posición más crítica,  permite imaginar esos futuros que no son atravesados necesariamente por el discurso del progreso, el desarrollo y la depuración más sofisticada de la técnica. En FUTUGRAMA compartimos la misma insatisfacción de Ileana Boltvinik (2006) cuando afirma: “ No coincido con aquellos que enuncian como única posibilidad de adelanto aquella que se apoya en las tecnologías de punta, que es la única opción y sin acceso a ella estamos jodidos.”

    Al igual que manifestaban los cyberpunk en la década de los 80, en el prólogo de Mirrorshades por Bruce Sterling, abordaremos un futuro escrito por una generación de ciencia ficción que no sólo ha crecido con una propia tradición literaria de ciencia ficción latinoamericana sino que además sufre las consecuencias de vivir en un auténtico mundo de ciencia ficción en donde el futuro está desigualmente distribuido y, por lo tanto, es consciente de la pluralidad de futuros, en los que tiene como opción crea o aceptar.

    Mayor información sobre futugrama: Twitter Facebook

    LEAVE A REPLY

    Please enter your comment!
    Please enter your name here

    This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.