“Viaje al fondo del Bar”, un viaje de lo conocido a lo desconocido

Ivan Prado Sejas reviews the short story collection Voyage to the Bottom of the Bar by Gonzalo Montero Lara

viaje al fondo del bar tapa

Gonzalo Montero Lara, con su libro de cuentos “Viaje al fondo del Bar”, nos lleva a distintas profundidades dentro de la imaginación, donde se entremezclan paisajes propiamente fantásticos, maravillosos, eróticos, costumbristas, sobrenaturales, policiales, suburbanos y de ciencia ficción. En el “Viaje al fondo del Bar” se combinan elementos de la realidad con aspectos ficcionales, donde “cardúmenes” de letras y frases se deslizan en el cerebro del lector, provocando, a momentos, mareas, o en otros instantes, aparecen momentos de placidez y calma en aguas sentimentales. Los relatos permiten navegar en aguas tranquilas, matizadas de elementos del ambiente, y de pronto, aparecen mundos extraños y desconocidos, abriendo portales dimensionales en la mente del lector.

En el primer cuento “El Cántaro”, irrumpen prostitutas, policías, asesinos, alienígenas, chicheras, metaleros y psicópatas, configurando una historia que combina espléndidamente lo fantástico con lo popular. En el relato “La Obra”, aparece un escritor que quiere crear la gran obra para ser famoso, y para eso usa no solamente los elementos literarios sino también acude a las deidades andinas. En el cuento “La Esclava” aparecen elementos eróticos donde surgen situaciones disonantes entre el deseo carnal, el instinto de sobrevivencia, la posibilidad de amar y el surgimiento de comportamientos animalescos, y esto origina una danza frenética con matices fantásticos. En “Los Dedos de Cris”, aparece el conflicto entre la ciencia y el curanderismo, propio de las culturas populares. Milagros van y vienen, y todo parece tener un efecto mágico. En el relato “Dientes de Porcelana”, el autor introduce aspectos oníricos que conducen al lector por espacios y tiempos que se suceden en segundos o eones, rompiendo los esquemas de la realidad cotidiana. En “El Niño Hormiga”, se destacan elementos del relato maravilloso. Los personajes observan el mundo de los humanos y generan una serie de acontecimientos para defender la naturaleza y la espiritualidad. El relato “Krygor” resumen las inquietudes fantásticas del autor. Acá se combinan elementos de ciencia ficción dura y ciencia ficción blanda, con toques de indigenismo y temática social. Los personajes viajan por portales dimensionales a mundos desconocidos, en tareas que tienen que ver con la defensa de los seres humanos y de los replicantes. Y finalmente, en el relato “Los Lentes de Trabajo”, el escritor se autorretrata a sí mismo en un entorno fantástico. Describe en el relato a escritores conocidos dentro la literatura fantástica nacional, donde algunas de sus obras adquieren vida, y en esas circunstancias, transcurre una historia por demás fantástica.

Gonzalo Montero Lara es también poeta, con varios poemarios editados, y quizá por esto, a momentos, su estilo refleja una prosa poética que conjuga, como un director de orquesta varios géneros y subgéneros, donde aparecen varios temas con características singulares. Para dar una base sólida a este concierto de relatos, Gonzalo Montero se alimenta de la narrativa de Ray Bradbury, Isaac Asimov, Oscar Cerruto, Adolfo Cáceres Romero, Jesús Lara, Néstor Taboada Terán, Dennis Morales y Ronald Rodríguez, entre otros, posibilitando cuentos muy singulares.

Los cuentos de “Viaje al fondo del Bar” de Gonzalo Montero Lara son paradas de un Nautilus valluno cochabambino en distintos espacios, tiempos y planos dimensionales donde ocurren historias fantásticas. Los distintos relatos posibilitan un viaje por laberintos minotáuricos, donde el lector se encontrará con diferentes realidades. La obra refleja un estilo particular del autor que cuenta historias dentro de un contexto transcultural, con algunas características similares a las que Cárdenas y Viscarra, escritores bolivianos, utilizan en sus obras. Considero que con “Viaje al fondo del Bar”, Gonzalo Montero Lara se supera sí mismo, en cuanto a la calidad de sus relatos y, va más allá de “Huellas de Luna” y “Ch´ajchu de Itapallu”. “Viaje al fondo del Bar” es un libro de cuentos que llena las expectativas de cualquier lector que gusta de ingresar en planos dimensionales desconocidos, pero que al mismo tiempo disfruta de vivir lo cotidiano dentro de su cultura o subcultura.

Related articles

1 Comment

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.