Lágrimas en la lluvia: ¿Por qué escribir un blog de ciencia ficción?

¿Para qué escribir acerca de ciencia ficción? Si quiero responder esta pregunta, primero debo hablar de las cosas que he visto y experimentado gracias a la ciencia ficción.

 

Llevo varias semanas preguntándome cuál es el fin de escribir un blog acerca del género de la ciencia ficción. Abundan los espacios de difusión del género. No escasean tampoco los académicos latinoamericanos dedicados al estudio y la difusión de obras de ciencia ficción escritas en la región y en el mundo entero. Estaba viendo Blade Runner, una de mis películas favoritas, cuando me topé con la respuesta a esta pregunta. Fueron las palabras de replicante rebelde Roy Batty hacia el final del filme las que inspiraron esta reflexión.

¿Para qué escribir acerca de la ciencia ficción? Tal vez sólo estoy respondiendo al impulso natural de compartir con los demás aquello que se ama. Lo cierto es que si quiero responder esta pregunta de forma sincera, primero debo hablar de las cosas que he visto y experimentado gracias a la ciencia ficción.

He visto las ruinas desiertas de las ciudades marcianas, he visto hombres y mujeres viajando en el tiempo, he visto una nieve asesina cayendo sobre las calles de Buenos Aires, he visto espadas de luz, he visto a los morlocks persiguiendo a los eloi, he visto grupos de valientes aventureros adentrarse al centro de la Tierra o explorar las profundidades del mar, he visto un planeta envuelto en un mar vivo donde nuestros deseos se convierten en materia, he visto hombres inconformes perseguidos por gobiernos dictatoriales, he visto a una profesora aprender una lengua extraterrestre que cambia su manera de percibir el tiempo, he visto al ser humano conquistar sistemas solares enteros, he visto gigantes que parecen robots luchando contra extraterrestres con nombres extraños, he visto a Neo-Tokio estallando en pedazos, he visto a valientes mujeres vestidas con túnicas rojas conspirando para recobrar su libertad, he visto a un astronauta aburrido destruir la Tierra, he visto a un hombre solitario trabajando en la luna, he visto a un robot transferir la consciencia de su creador moribundo a otro robot, he visto cómo los humanos maltrataban a los miembros una raza de extraterrestres en las calles de Johannesburgo, he visto a un mercader interestelar de origen porteño burlando la muerte en planetas distantes, he visto a los seres humanos convertidos en baterías vivientes, he visto a un extraterrestre sacrificar su vida por la paz de nuestro mundo, he visto animales eléctricos tan hermosos que parecían reales, he visto bomberos que queman libros, he visto máquinas increíbles que nunca existieron, he visto a una anciana reencontrarse con su padre (varias décadas menor que ella), he visto a una oficial espacial luchando por su vida contra una criatura aterradora, he visto una máquina gigantesca alimentada por el sudor de los más pobres, he visto a un hombre viviendo solo en una agreste y desolada Nueva York, he visto a un hombre viviendo solo en los desiertos de Marte, he visto enormes ratas antropófagas, he visto ciudades que cubren planetas enteros, he visto un gusano gigantesco moviéndose en las profundidades de la tierra (la humanidad entera vivía en sus entrañas), he visto a una mujer que era también una planta, he visto a un joven viajando en el tiempo en un Delorean plateado, he visto a un hombre ser devorado por una bestia invisible, he visto niños luchando con escudos y espadas por su derecho a vivir y envejecer, he visto robots taciturnos enterrando otros robots, he visto una nave espacial que asesinó a su tripulación, he visto a un hombre dormir por dos siglos y despertar en el año 2173, he visto a un veterano de la Guerra de Secesión luchando por su vida en un planeta extraño, he visto soldados interplanetarios luchando contra insectos gigantes, he visto a un hombre que revivió a su familia muerta, he visto a un científico que salvó a la raza humana con un rudimentario virus de computadora, he visto a un abuelo nihilista recorriendo la galaxia con su leal nieto, he visto a un dios exiliado en Marte, he visto obras de teatro interpretadas por actores sin brazos ni piernas conectados a una extraña máquina, he visto una ciudad habitada por artistas que sueñan con pintar el cuadro más grande del mundo, he visto un mundo sobrepoblado cuyos habitantes más acomodados optaban por emigrar a una de las lunas de Júpiter, he visto a un hombre crear a otro hombre con pedazos de personas muertas, he visto a un grupo de hombres crear a otro ser humano casi de la nada, he visto a un académico que aprendió a predecir el futuro, he visto a un hombre cruel enseñándole a hablar a un simio, he visto una máquina que les permite a quienes la usan entrar en los sueños de los demás, he visto a un cazarrecompensas arriesgarlo todo por la mujer que ama, he visto a un joven violento bebiendo cocteles de leche y droga, he visto a una mujer negra viajar en el tiempo para salvar la vida de su ancestro esclavista, he visto a un bebé de otro planeta aterrizando en su nave espacial en medio de un enorme campo de trigo, he visto a los ricos y poderosos orbitando la Tierra en un anillo monumental mientras los pobres luchan por sobrevivir en un planeta dilapidado por la avaricia y la estupidez, he visto a una mujer que dio a luz después de que nuestra especie sufriera dos décadas de infertilidad, he visto a un niño que fue testigo de su propia muerte, he visto parejas enamorándose en naves espaciales, he visto una máquina silenciosa y letal que recuerda haber sido un ser humano, he visto a una princesa arriesgar su vida en un bosque tóxico para salvar a su pueblo, he visto un zepelín que hace viajes interplanetarios, he visto a un hombre viajar a la luna en un globo, he visto un castillo flotando en el cielo, he visto máquinas que se enamoran y hombres enamorados de máquinas, he visto a un hombre que vive los mismos 60 minutos por toda la eternidad, he visto un robot que se cree humano y que lleva a la humanidad entera en un cable de cobre en su pecho, he visto a un joven excéntrico inventar la meta-música, he visto a un extraterrestre perdido regresar a su hogar, he visto criaturas que no eran enteramente animales ni completamente humanas, he visto toda clase de bestias (tiernas o peligrosas) modificadas genéticamente, he visto el peligroso milagro de la tele-transportación, he visto las vendas que cubren el rostro de un hombre invisible, he visto pasados que nunca existieron y futuros imposibles, he visto una familia contemplando su reflejo en un canal de una ciudad desierta en la superficie de Marte, he visto la Tierra tranquila y silenciosa tras la extinción de los seres humanos, he visto una máquina rodeada de cenizas que repetía eternamente: “Hoy es agosto 5, 2026.” He visto cosas hermosas y cosas horribles, cosas que no puedo describir y otras que no logro comprender.

Escribo para que estas cosas que he visto y leído puedan alcanzar y transformar a otros, para aportar algo (así sea poco) al vasto universo de la ciencia ficción, para que estas cosas (y muchas otras que no menciono) no se pierdan nunca, como lágrimas en la lluvia.

Related articles

2 Comments

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.