Novedades de Editorial Puerto de Escape

0
820

Marcelo Novoa me ha enviado gentilmente estas reseñas, que son exclusividad para Amazing Stories.

Dos libros de fantasía juvenil
Un nuevo hito para el género fantástico en Chile. En menos de un mes, entre julio y agosto, Puerto de Escape -la editorial especializada en fantasía, ciencia ficción y terror, con más de diez años de trayectoria- presentó dos nuevos libros de Fantasía y, muy luego, otros dos de Ciencia Ficción, en el salón principal de la Sociedad de Escritores de Chile (Sech). Un espacio histórico y señorial, habitualmente reservado al realismo y la contingencia, recibió a estos nuevos autores de fantasía juvenil: Amanda Insunza y Felipe Tapia. Y en la siguiente sesión, fue el turno de Leonardo Espinoza y Mario Bustos. Agradecemos a quienes concurrieron, contra el frío, la lluvia y la tenaz tijera de la comodidad que tan bien recorta alas a la imaginación. Y sobre todo a estos jóvenes valores, quienes dieron muestras de calidez y originalidad, al atreverse con sus coloridos mundos imaginados, justo al medio de nuestras existencias grises, en este invierno que se alarga aún más.

“Amakur. El secreto del arma perdida” de Amanda Insunza (Puerto de Escape, 2018), es una narración repleta de personajes fantásticos y aventuras sin respiro, nos llevará a un mundo distante, pero a la vez próximo: la ciudad flotante de Amakur ha resistido incalculables tormentas de arena, desde hace milenios. Pero hoy está a punto de sucumbir ante el secreto encerrado en sus mazmorras: un arma que puede destruir más de un mundo. Una colección de entusiastas jóvenes sin nada que perder, ladrones, vagabundos, hombres-ave, incluso, salvajes venidos del mundo desértico, se unirán para resistir, y si aún es posible, huir de esa Cúpula que custodia sus atormentadas vidas divididas en castas y linajes.

“Tierras de magia, mares de brujería” de Felipe Tapia (Puerto de Escape, 2018) hace ingresar aire fresco a la novela juvenil de aventuras, pues mezcla hábilmente leyendas ancestrales y hechos recientes de las ignoradas o invisibilizadas etnias originarias de Chile: como son rapa nui, aymaras, mapuche, chilotes y selknam, en una trama que no da respiro ni pausa al lector. Dos jóvenes guerreros polinésicos y una machi (chamán o médico brujo mapuche) apenas investida con sus poderes deberán hacer frente a seres mitológicos que pueblan el legendario de nuestro país, en calidad de monstruos vernáculos. Así, el lector enfrentará este viaje con emoción y vergüenza ante los prejuicios que aún nos habitan.

Dos libros de ciencia ficción

“Más espacio del que soñamos”, de Leonardo Espinoza Benavides (Puerto de Escape, 2018) es un fix-up de ciencia ficción clásica, donde la vertiente especulativa racional y los saltos de credibilidad lectores de la fantasía están tan bien dosificados, que creeremos habitar una distopía un tanto utópica, o más bien, una ucronía irreparable. Así, desde la luna, una carta se escribe con nostalgia y esperanza, entretejiendo diecinueve relatos sobre campesinos futuros en un valle chileno; o exoarquéologos preocupados por sus hallazgos en Venus; o un sacerdote trascendiendo los límites de lo creado por la ciencia; o la gigantesca arcoclínica donde las personas esperan recuperar no solo sus partes perdidas. Mujeres y hombres que posarán su mirada en el espacio, tan vasto, tan vacío y, sin embargo, tan lleno de respuestas.

“Tras los límites del cosmos” de Mario Bustos Ponce (Puerto de Escape, 2018) es una excepcional novela de ciencia ficción postapocalíptica que explora los límites del conocimiento científico, los peligros subyacentes a las potencialidades dormidas, el ineludible impulso belicista del progreso, y cómo los comportamientos sociales más nobles sometidos a una tensión intolerable nos muestran tal cual somos. Pues, contactar con otra forma de vida casi destruyó al planeta. Ya que los conceptos “masa”, “tiempo”, “espacio” y “entropía”, nada significaban para estos invasores teletransportando simultáneamente a través de múltiples dimensiones. Y este es solo el arranque de la novela: “Megametrópolis como Nueva York, Londres, Moscú o Tokio, desaparecieron en milésimas de segundo tragadas por «agujeros negros». Este trágico evento fue denominado: Primera Debacle…”

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.